MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha lamentado este jueves que el departamento de la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, siempre cuestione "técnicamente" todas las normas del Ministerio de Igualdad y que dichas observaciones se hagan públicas.

"Lo que me deja un poco sorprendida es que siempre todas las normas que vienen del Ministerio de Igualdad parece que se cuestionan técnicamente", ha asegurado en una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, en la que también ha aclarado que "todas las normas siempre son corregidas" por el departamento dirigido por Carmen Calvo, que tiene las competencias de "calidad normativa".

"Yo tengo un equipo de grandes juristas, pero a pesar de que nos esforzamos bien, siempre todo es mejorable. Esto es lo normal. Y lo hacemos siempre", ha declarado la ministra, que después se ha mostrado sorprendida por que "todas las normas" impulsadas por el Ministerio de Igualdad, presidido por Irene Montero, "parece que se cuestionan técnicamente".

"La perfección no existe. En mi departamento se han hecho normas que siempre corregimos", ha apuntado Díaz, que ha dicho que ella también hace "muchas observaciones" a las normas de otros ministerios. "Yo hago muchas observaciones a normas de otros compañeros y compañeras, y no las hago públicas", ha recalcado.

Las discrepancias en el seno del Gobierno por las diferencias en materia de igualdad se han recrudecido por las leyes Trans y LGTBI que ha redactado el departamento de Irene Montero y que, según ha denunciado, están paralizadas por la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo, que ha mostrado su oposición a estas normas. La dirigente del PSOE criticó la Ley Trans por permitir que la rectificación registral de una persona transexual tenga como único requisito el expreso deseo de la persona.

CRÍTICAS DEL CGPJ DE LA LEY DEL SOLO 'SÍ ES SÍ'

Sobre el informe crítico del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) del anteproyecto de Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, la ministra ha mostrado sus discrepancias porque en la norma "no hay una traslación" ni "una inversión de la carga de la prueba". "No es la vocación de la norma. Lo que se intenta es definir el consentimiento, que es una herramienta diferente", ha defendido.

"No se trata de una alteración de la carga de la prueba ni de una presunción de culpabilidad, en absoluto, porque no podría ser, y sí de atesorar bien el consentimiento", ha insistido la titular de Trabajo, que ha respetado el debate del CGPJ. "Hay temas que son de cierta sensibilidad siempre", ha dicho.

"Y curiosamente, tanto en el matrimonio homosexual, como en las normas antecedentes relativas a las cuestiones de igualdad, el consejo casi siempre se posicionó igual. Ahora lo vuelve hacer. Es respetable. Hemos de respetarlo y cumplir y definir muy bien las normas", ha señalado Díaz, que ha recalcado en que debe quedar claro que "solo cuando una persona consiente una relación sexual" es cuando ésta "se pueda desarrollar".

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aprobó por unanimidad el informe al anteproyecto de Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, acogiendo el texto de la ponencia de los vocales Roser Bach, Juan Manuel Fernández y Pilar Sepúlveda, según ha informado el CGPJ. El informe critica algunos de los aspectos más destacados de la norma, como la definición de consentimiento o la absorción del delito de abusos sexuales en el de agresión sexual.

Así, los magistrados no están de acuerdo con la definición de consentimiento que se realiza en la redacción. De hecho, la consideran "innecesaria" porque, según explican, en materia de delitos contra la libertad sexual, el Código Penal vigente "ya se asienta sobre la idea de consentimiento", aunque no incluya una definición del concepto.

Además, cree que el consentimiento plantea una "problemática probatoria" (cuándo existe o no consentimiento), y que las eventuales dificultades procesales para acreditar la ausencia de consentimiento no pueden trasladarse al ámbito de la tipicidad con la incorporación de una definición normativa de un elemento típico.