Como si se tratara de un cumpleaños, el receptor puertorriqueño Yadier Molina celebró el miércoles la gesta de convertirse el primer receptor en la historia en trabajar detrás del plato 2,000 partidos con un mismo equipo tras el revés 6-0 de los Cardinals de San Luis frente a los Nationals de Washington.

En su cuenta de Instagram, Molina colgó una foto posando en una mesa de un restaurante con un bizcocho rosado y unas velas doradas que formaban el número 2,000.

Adjunto a la foto, escribió: “Gracias a Dios por darme la oportunidad de vivir este momento. Gracias a St. Louis Cardinal por la confianza en toda mi carrera. Gracias a los fanáticos por el apoyo diariamente. Gracias a mi familia amigos y compañeros por darme el apoyo para seguir ! Bendiciones a todos ! Seguimos!”

El miércoles, el puertorriqueño se convirtió en apenas el sexto receptor en las Mayores con 2,000 juegos en la posición.

Después de recibir el primer lanzamiento, el abridor de San Luis Adam Wainwright se bajó del montículo y los fanáticos le dieron una ovación de pie a Molina. El boricua se quitó la mascarilla para saludar mientras el cántico de “Yadi” retumbó en el estadio.

¡Qué grande, Yadi! 🇵🇷👏
Te mereces esta ovación y más. #MLBPuertoRico pic.twitter.com/x2HtjlF1rw

— MLB Puerto Rico (@MLBPuertoRico) April 14, 2021

Molina atrapó su primer juego el 3 de junio de 2004 en Pittsburgh. Woody Williams fue el lanzador.

“Fue un buen momento, un gran momento para mí”, dijo Molina. “Ojalá hubiéramos tenido un resultado diferente”.

Molina, dos veces campeón de Serie Mundial y nueve veces Guante de Oro en la Liga Nacional en 18 temporadas con los Cardinales, bateó de 4-1 en el revés.