MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un adolescente de 16 años se ha convertido este miércoles en la persona más joven en ser condenada por participar en la ola de protestas que tuvieron lugar en 2019 en la región de Hong Kong.

El joven ha admitido durante el juicio haber lanzado un cóctel molotov contra la Policía cuando tenía tan solo 14 años, según informaciones de la emisora de radio RTHK. Así, el juez Ernest Lin ha decidido que el joven será trasladado a un centro de detención para menores tras calificar de "retorcido" el argumento utilizado por la defensa, que apunta a que "vulnerar la ley para lograr justicia es aceptable".

Si bien Lin ha reconocido que el cóctel molotov no hirió a nadie, ha señalado que este tipo de acciones incrementaron la tensión en el marco de las protestas y dificultaron el trabajo de las fuerzas de seguridad.

Asimismo, el juez ha considerado que el estudio tenía intención de "participar en los disturbios" dado que llevaba ropa negra y una máscara con la que protegerse. Sin embargo, ha indicado que no descarta que el adolescente se fuera influenciado por políticos o profesores para pensar que la justicia "solo puede lograrse mediante la violencia".

En este sentido, ha asegurado que "cada uno debe acarrear con las consecuencias de sus actos", también un adolescente. Por ello, ha estipulado que su traslado a un centro de detención es un "castigo apropiado". El periodo de detención en estos centros para los menores de 21 años puede ir de uno a seis meses, dependiendo de la conducta del menor.

Este mismo miércoles las fuerzas de seguridad han detenido al antiguo director de un medio de comunicación hongkonés, lo que sitúa en un centenar el número de personas arrestadas en el marco de la polémica ley de seguridad nacional, que fue aprobada a finales de 2020 en la región administrativa especial china.

Según la agencia de noticias Bloomberg, el exdirector de Next Digital Stephen Ting ha sido detenido por presunto fraude. La Policía ha confirmado su arresto tras una "investigación exhaustiva por parte del departamento de seguridad nacional".

Así, ya son un centenar las personas detenidas por haber incurrido presuntamente en una violación de la seguridad nacional. Entre ellos se encuentran 83 hombres y 17 mujeres de edades comprendidas entre los 16 y 79 años.