La colaboración entre Microsoft y Electronic Arts ha dado un paso más para hacer que unos cuantos videojuegos de esta última comiencen a sacar partido del sistema FPS Boost, el cual logra doblar en la mayoría de casos la cantidad de fps a la que se mueven los videojuegos, como ya ha sucedido anteriormente con unos cuantos títulos de Bethesda.

La intención de Microsoft con todo esto es la de procurar que la experiencia no se vea afectada al mismo tiempo que mejora más todavía la velocidad a la que se mueve la imagen en ciertos juegos retrocompatibles seleccionados. En esta ocasión se acaban de sumar a la lista un total de 13 títulos de EA que aprovecharán esta gran función en Xbox Series X y Xbox Series S.

Lo mejor para todos aquellos suscritos a Xbox Game Pass Ultimate es que todos ellos forman parte del catálogo de EA Play, así que en cualquier momento podréis descargarlos y probar de primera mano esta mejora visual. No obstante, los de Redmond advierten que en algunos casos se ha tenido que reducir la resolución para alcanzar esas cifras tan elevadas en los fps debido a sus requisitos gráficos tan elevados.

Precisamente, con el fin de no perjudicar a nadie, esos juegos afectados tendrán desactivado de serie el FPS Boost, mientras que en los demás estará activado automáticamente. En cualquier caso, desde las opciones se puede configurar sin problemas este sistema, como bien ha querido mostrar Microsoft en el siguiente vídeo en forma de tutorial.

Una vez aclarado estos puntos, os dejamos con la lista completa de todos los juegos de EA que se verán a 60 fps o 120 fps, aunque en algunos casos esto se aplica únicamente en Xbox Series X.