Las malas noticias se suceden para Teresa Rivero. Quien fuera presidenta del Rayo Vallecano, durante 18 años, se encuentra ingresada en estado grave en el madrileño hospital Puerta de Hierro, tal y como informó Juan Luis Galiacho en elcierredigital. Teresa Rivero, de 85 años, sufrió una caída en el domicilio de su hija Almudena, con quien residía desde hacía unos meses en Boadilla del Monte, por la que ha sufrido una fractura en la cadera.

La exmandataria franjirroja tendrá que pasar por el quirófano y la intervención podría realizarse de forma inminente, este mismo viernes incluso, según indicaron fuentes familiares a dicho medio. La noticia llega después de que, hace apenas un mes, el Tribunal Supremo confirmase la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid por la que se la condenaba a siete años de prisión, después de defraudar a Hacienda 8,4 millones de euros durante su etapa al frente del Rayo Vallecano. Más concretamente, por los ejercicios de 2009 y 2010.

La matriarca de los Ruiz-Mateos tuvo que trasladarse a vivir con Almudena, la quinta de sus trece hijos, a consecuencia de los problemas económicos y judiciales que arrastra la familia. De hecho, había sido desahuciada de todas sus viviendas que, como informa elespañol, actualmente se encuentran embargadas. Esas tres residencias se ubican en Somosaguas, Puerto de Santa María (Cádiz) y Aravaca.