EI scouting que está haciendo el Real Madrid del húngaro Dominik Szoboszlai y que AS desveló el pasado viernes ha reforzado la idea del talento magiar de tomarse con calma la decisión más trascendental sobre su futuro. Tiene 20 años y le espera su primer gran salto. El interior del Red Bull Salzburg y gran estrella de Hungría estaba siendo cortejado de manera intensa por el RB Leipzig aprovechando los nexos de unión económicos con su club actual y a priori no le disgustaba esa opción. Pero según pudo saber este periódico, la intención del futbolista es ser paciente y seguir escuchando ofertas.

Y cada vez tiene más propuestas. A su puerta llamaron el Milan en enero, el Arsenal en verano y su caché gracias a la Champions y a su papel con su selección no deja de crecer.

El Red Bull Salzburg y el RB Leipzig (también patrocinado por el gigante de las bebidas energéticas) son primos, pero no hermanos. Comparten matriz económica, ese espónsor, pero no hay ningún acuerdo entre clubes para mandar a sus perlas de Salzburgo a Leipzig. La transición es favorable, pero no forzosa. De hecho, Haaland dejó el Red Bull austriaco para fichar por el Borussia Dortmund.

Potencial mediático y precio casi de 'ganga'

El entorno de Szoboszlai es muy cauteloso y más desde que ha entrado en escena el Madrid. Es un futbolista emergente, de un estilo vistoso y potencialmente mediático y además su precio es asequible pese a la crisis derivada de la pandemia que ha encogido el mercado. Acaba contrato en 2022, tiene una cláusula de 20 millones de euros y el Red Bull Salzburg tiene reservado un porcentaje extra por sus derechos. Una pequeña cantidad que podría subir la venta a una cantidad entre 25 y 30 millones de euros.

A Szoboszlai dejar correr el tiempo también le interesa. Su golazo a Islandia el pasado jueves le dio a su país el billete a la próxima Eurocopa, donde puede ser protagonista. El mejor escaparate posible y al que acudirá tanto el Madrid como el resto de los grandes de Europa...