cepa británica Luz Sela 27/01/2021 06:48

En apenas seis días, el Ministerio de Sanidad da un nuevo giro a sus predicciones sobre la pandemia, en este caso, en relación a la cepa británica, que se propaga ya de forma descontrolada por España. Sanidad ha actualizado el documento ‘Circulación de VOC 202012/01 (B.1.1.7) y otras variantes de SARS-CoV-2 de interés para la salud pública en España’, difundido la pasada semana, y reconoce ahora que las personas infectadas por esta mutación «podrían tener mayor riesgo de padecer una enfermedad grave». Antes, Sanidad sostenía lo contrario, que los infectados con esta cepa «no tienen mayor riesgo de padecer una enfermedad grave». El Ministerio hace la modificación, añade, en base a «informes recientes publicados por Reino Unido».

 ahora reconoce «mayor riesgo de enfermedad grave»

Sanidad explica que «la evaluación inicial de la gravedad de esta variante a través de un estudio apareado de casos y controles informó de que el riesgo de hospitalización o de muerte de las personas infectadas con la variante VOC B.1.1.7 (cepa británica) no presentaba diferencias de los pacientes infectados con otras variantes».

«Sin embargo, un comunicado del Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes (NERVTAG por sus siglas en inglés de New and Emerging Respiratory Virus Threats Advisory Group) del Gobierno británico recoge varios análisis independientes que muestran que la infección por esta variante pudiera conllevar un aumento de la gravedad de la infección con un mayor riesgo de muerte, que se observa en todos los grupos de edad».

Así, apunta, «la letalidad de la VOC B.1.1.7 respecto a otras variantes sería entre 1,07 y 2,71 veces mayor según los estudios realizados, todos ajustados por fecha, lugar, edad y otras variables».

«Incremento muy importante»

El departamento, que dirigirá ahora Carolina Darias, admite la preocupación por la circulación de esta variante, y reconoce que no sólo «está presente» en el país, sino que «se ha observado un incremento muy importante en las últimas semanas» en varias comunidades autónomas.

Por ello, Sanidad concluye que «el riesgo de diseminación en España se considera muy alto», al igual que su impacto en las hospitalizaciones. Cuando se publicó el anterior documento, sin embargo, se estimaba lo siguiente: «El impacto sobre la presión asistencial en este momento se considera bajo pero podría llegar a ocasionar un mayor número de ingresos de forma proporcional al aumento de la incidencia».

Pese a la preocupante situación de la pandemia, Sanidad ha ido cambiando sus pronósticos sobre la cepa británica. Hace unos días, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, aseguró que ese impacto sería «marginal». Sin embargo, el lunes ya consideró que la variante de origen inglés podría llegar a ser la dominante en nuestro país en el mes de marzo. El ex ministro Salvador Illa señaló también, este lunes, que la nueva cepa es responsable de, al menos, un 5% de los casos, pero que dentro de «seis u ocho semanas» podría tener una «prevalencia dominante». El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha asegurado que la presencia llega al 33% en algunos centros de salud madrileños.

Un total de 267 casos confirmados

Hasta hoy, hay confirmados 267 casos, la mayoría relacionados epidemiológicamente con Reino Unido, aunque algunas comunidades han comunicado positivos en los que no se ha podido establecer, por el momento, un vínculo epidemiológico, según se sostiene en el documento. En el informe anterior los contagios con la cepa británica eran 157.

Sanidad avisa además de que»varias comunidades han comunicado aumentos muy rápidos de la incidencia de la variante»; del total de casos, 59 se han diagnosticado en Madrid; 45 en Andalucía; 29 en Cantabria; 25 en Baleares y otros tantos en la Comunidad Valenciana; 16 en Asturias; 15 en Murcia; 14 en Castilla-La Mancha; 9 en Castilla y León y País Vasco; 7 en Extremadura y Galicia; 6 en Navarra y 1 en Cataluña.

La Comunidad de Madrid -añade- ha estimado la proporción de variantes sin gen S respecto al resto de variantes en infectados de SARS-CoV-2 detectados en esta región: en la semana 51 de 2020 esta proporción sería del 0,5 % del total de casos, en la semana 2 de 2021 alcanzaría el 4 %, y en la semana 3, el 9 %.

Además, se están investigando otros casos sospechosos, cuyas muestras están siendo secuenciadas por el Centro Nacional de Microbiología y los laboratorios designados de las comunidades; Islandia ha comunicado asimismo la detección de 4 casos positivos con esta variante en turistas procedentes de Canarias.

El Gobierno se resiste a implantar nuevas medidas de control para evitar la llegada de nuevos casos procedentes de Reino Unido, aunque el documento de Sanidad sí recomienda aplicar medidas de control no farmacológicas ya utilizadas para la contención del SARS-CoV-2 «de forma intensificada en personas que presenten estas variables de interés y en aquellas con vínculos epidemiológicos conocidos» con zonas donde esté circulando la variante, así como restringir los viajes a estas áreas e implementar medidas de control reforzadas para los viajeros procedentes de las mismas.

Mientras, la pandemia sigue totalmente descontrolada. Desde ayer se han notificado 36.435 nuevos casos de coronavirus y la incidencia acumulada sigue creciendo y se sitúa ya en 893 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Apoya a Okdiario

Lo último en España

Últimas noticias