Pedro Sánchez recibido en Pamplona entre abucheos y preguntas sin respuesta por su pacto con Bildu. Gonzaga Durán 13/11/2020 13:26

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha sido recibido en Pamplona entre abucheos de los ciudadanos que han acudido a las inmediaciones del Palacio de Navarra. Los periodistas ahí presentes también le han recibido con preguntas, que el presidente no ha contestado, sobre el pacto del PSOE con la formación proetarra de EH Bildu para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado de 2021.

El dirigente socialista ha acudido este viernes a Pamplona para reunirse con María Chivite, presidenta de Navarra, y presentar el plan de recuperación económica ‘España Puede’ en el Palacio de Congresos y Auditorio de Navarra. Este plan incluye una ejecución de 72.000 millones de euros de fondos europeos hasta el año 2023.

Sánchez ha llegado con una hora de retraso. Su avión se ha tenido que desviar a San Sebastián debido a la niebla que había en Pamplona. Desde el aeropuerto vasco ha viajado en coche a Pamplona. A su llegada ha sido recibido por Chivite entre multitud de abucheos. Se ha podido ver un cartel con el lema «Sánchez, traidor. Gobierno dimisión».

Apoyo de Otegi

El presidente del Gobierno ha evitado responder a las preguntas de los periodistas sobre el pacto de su formación con la formación del terrorista Arnaldo Otegi para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado de 2021.

El propio Otegi fue el encargado de anunciar el apoyo favorable de EH Bildu a las cuentas públicas el pasado miércoles. «No está cerrado el acuerdo, pero se ha avanzado lo suficiente como para entender que, a día de hoy, EH Bildu está en disposición de votar favorablemente esos presupuestos, si las cosas no se tuercen de aquí a cuando se voten», aseguró el que fuera militante de la banda terrorista ETA.

Esta noticia fue celebrada por Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, asegurando que «demuestra responsabilidad y compromiso para avanzar con políticas de izquierdas». «El bloque de la investidura se refuerza y será de legislatura y de dirección de Estado», añadió en un mensaje colgado en su perfil de Twitter.

La disponibilidad de la EH Bildu para votar sí a los PGE es una buena noticia. Demuestra responsabilidad y compromiso para avanzar con políticas de izquierdas. El bloque de la investidura se refuerza y será de legislatura y de dirección de Estado

— Pablo Iglesias 🔻 (@PabloIglesias) November 11, 2020

La euforia de Iglesias contrasta con las críticas vertidas por algunos ‘barones’ del PSOE. Guillermo Fernández Vara, presidente de Extremadura, y Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, se han pronunciado en las últimas horas para criticar este pacto.

Page ha asegurado este viernes que «lo de Bildu no tiene un pase» y también ha criticado al Gobierno de Pedro Sánchez por dejarse influenciar por los ministros de Podemos. «El PSOE comulga con ruedas de molino de Pablo Iglesias. Veo con preocupación que Podemos nos marque la agenda y nos esté arrastrando a una esquina del tablero político que está muy fuera del sitio habitual de las grandes mayorías del PSOE», ha señalado.

«Ver a Otegui siendo clave para decidir los PGE del Estado que combatió desde un grupo terrorista me produce una sensación muy dolorosa. Por un lado de fracaso como país por no ser capaces de que sean irrelevantes. En lo personal iré a la farmacia a buscar un antiemético», señaló el presidente extremeño en su cuenta de Twitter.

Ver a OTEGUI siendo clave para decidir los PGE, del Estado que combatió desde un grupo terrorista, me produce una sensación muy dolorosa. Por un lado de fracaso como país por no ser capaces de que sean irrelevantes. En lo personal iré a la farmacia a buscar un antiemético.

— Guillermo Fdez Vara (@GFVara) November 11, 2020

Chivite pactó con Bildu

Precisamente fue Chivite la primera dirigente del PSOE que comenzó el blanqueamiento de la formación de Otegi al pactar con ellos su abstención en la investidura para llegar a la Presidencia de la Comunidad Foral.

El PSOE quedó como segunda fuerza política en las últimas elecciones autonómicas, por detrás de Navarra Suma, la coalición del PP con Ciudadanos. Chivite gobierna en coalición con Podemos, Izquierda-Ezkerra y Geroa Bai, la marca electoral del PNV.

La dirigente del partido de Pedro Sánchez fue investida gracias a los votos favorables de sus socios de Gobierno y de la abstención de Bildu, una abstención que acabó siendo clave para que María Chivite acabase llegando al poder en la región.

Lo último en España

Últimas noticias