Los adultos mayores de 60 años o más diagnosticados con ciertas condiciones crónicas o inmunocomprometidos por transplante de órgano podrán recibir la vacuna contra el COVID-19 a partir del próximo jueves, 11 de marzo, estableció el secretario designado del Departamento de Salud, Carlos Mellado, mediante una nueva orden administrativa.

“Estas directrices serán de aplicación a todos los centros de vacunación establecidos, excluyendo los centros dedicados para vacunar al personal del sistema educativo”, sostiene la medida firmada por Mellado que entró en vigor ayer.

La orden también establece que la prioridad exclusiva de vacunación son los adultos mayores de 65 años o más, extendiendo de esta manera una medida anterior cuya vigencia culminaba ayer. Para las personas de 65 años o más no existe ningún requisito más allá de la edad correspondiente.

Para el grupo de 60 o más que podrá vacunarse a partir del jueves y por los próximos 30 días, Salud sostiene en la orden que las primeras dosis de las vacunas distribuidas a organismos públicos y privados serán suministradas con prirodiad exclusiva a los adultos mayores que sean pacientes de cáncer, enfermedad renal crónica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (enfisea, fibrosos pulmonar o deficiencia de alta 1 antitripsina), síndrome de Down, enfermedades del corazón (insuficiencia cardiaca, enfermedad d ela arteria coronaria o cardiomiopatía) y estado inmunocomprometido (sistema inmunológico debilitado) como consecuencia de un trasplante de órgano.

Los pacientes con las condiciones mencionadas deberán presentar un referido médico en el centro de vacunación para poder ser vacunados. “En dicho referido, el médico certificará que la persona es paciente de alguna de estas enfermedades”, plantea la orden. Mellado dijo ayer que las especificaciones de esta ampliación en el renglón de edad y condiciones cumple con recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

Respecto a turnos para inoculación, los adultos mayores de 60 años o más utilizarán la plataforma de TurnosPR para realizar citas para su vacunación, pero solo después de ser contactados por Salud. “Una vez sean contactados, podrán acceder al sistema y hacer su turno”, estableció la agencia.

La nueva disposición también sostiene que “otros grupos de otras fases de prioridad podrán ser vacunados” una vez se atienda la población identificada de 60 años o más con las condiciones descritas, “siempre y cuando sea autorizado por escrito por el Departamento de Salud”. Este medio preguntó a Salud si cuenta con un estimado de cuántas personas podrían ser vacunadas bajo el nuevo renglón establecido en la orden, pero al momento de esta edición no había una respuesta.

La nueva ordne ocurre al tiempo que Puerto Rico recibe el primer cargamento de la vacuna de la marca Johnson & Johnson (J&J). Ayer, de hecho, llegaron a la isla las primeras 11,000 dosis, confirmó Mellado, de un total de 28,800 que se esperan no más tarde de mañana.

El funcionario adelantó que, una vez la agencia tenga información específica sobre la cantidad que llegará a la isla cada semana, se evaluará la ampliación de las fases de vacunación. La agencia espera recibir esa información el 21 de marzo. “Tan pronto tengamos la cantidad específica semanal, ahí podemos abrir otra fase”, sostuvo en declaraciones a este medio.