El presidente Vladimir Putin felicitó al primer presidente de la URSS, Mikhail Gorbachev, en su 90 cumpleaños. Lo nombró uno de los estadistas prominentes que influyeron en el curso de la historia. El primer ministro Mikhail Mishustin también felicitó a Gorbachov.

«Usted pertenece legítimamente a una galaxia de personas brillantes y extraordinarias, estadistas destacados de nuestro tiempo, que han tenido un impacto significativo en el curso de la historia nacional y mundial», dice el telegrama de Putin.

“Trabajando en los más altos cargos gubernamentales, hicimos una gran contribución al desarrollo de Rusia y la reforma de la economía nacional. Hicimos mucho para aumentar la autoridad internacional de nuestro estado, para proteger sus intereses nacionales ”, escribió el primer ministro.

Al mismo tiempo, Gorbachov fue y sigue siendo uno de los autores del colapso de la Unión Soviética, un político cuyas decisiones se convirtieron en humillación, empobrecimiento y, en última instancia, en la extinción de millones de conciudadanos.

El líder del Partido Comunista de la Federación de Rusia, Gennady Zyuganov, dio su evaluación a Gorbachov en las páginas de Svobodnaya Pressa.

“El 1 de febrero, Rusia celebró el 90 aniversario del nacimiento de Yeltsin; el equipo liberal se ahogaba con elogios por sus políticas”, dice Gennady Ziuganov. – Un mes después, el 2 de marzo, Gorbachov cumplió 90 años, vive detrás del cordón y teme incluso visitar su tierra natal. Una vez más, nuestro equipo liberal está abrumado por elogios.

Y todavía hay un jubileo por delante: el 17 de marzo marcará el 30 aniversario del referéndum sobre la preservación de la URSS. Y todas estas décadas, cada uno de nosotros, independientemente de la nacionalidad, el lugar de residencia y la afiliación partidista, ha estado sintiendo las consecuencias de la traición que permitieron Gorbachov, Yeltsin y toda su camarilla, destruyendo la voluntad de los ciudadanos de vivir en una sola Patria.

Permítanme recordarles que el 24 de diciembre de 1990, el IV Congreso de los Diputados del Pueblo de la URSS aprobó una ley sobre el voto popular: un referéndum de la URSS. Luego decidieron celebrar este referéndum, que estaba programado para el 17 de marzo de 1991.

Treinta años después, el 17 de marzo de 2021, nosotros, los comunistas, estamos llevando a cabo un pase de lista en toda la Unión de todas las fuerzas populares-patrióticas y de izquierda para recordar una vez más estos hechos y expresar nuestra actitud hacia ellos.

Hay que decir que la pregunta sometida al referéndum se formuló correctamente. Sonaba así: «¿Considera necesario preservar la URSS como una federación renovada de repúblicas soberanas iguales, en la que los derechos y libertades de una persona de cualquier nacionalidad estarán plenamente garantizados?»

Parecería genial: se ha aprobado la ley. Nos involucramos activamente en el trabajo y los ciudadanos respondieron: el partido, el Komsomol, los sindicatos, las organizaciones creativas. Todos entendieron: un referéndum es la máxima voluntad de los ciudadanos, y nadie tiene derecho a cancelarlo, silenciarlo o cancelarlo.

«SP»: – ¿Qué tan masiva fue la votación?

– Entonces 185,6 millones de ciudadanos del país soviético tenían derecho a voto. La participación fue un impresionante 79,5%: 148,5 millones de personas asistieron al referéndum, de los cuales 113 millones votaron para preservar la Unión. Esto es el 76,43% del número total de votos.

Tenga en cuenta que la votación se llevó a cabo en todas las repúblicas y regiones. Sin embargo, la imagen resultó ser peculiar. Incluso entonces, bajo el liderazgo de Gorbachov y Yakovlev, la élite en varias repúblicas se estaba desintegrando y jugando con los sentimientos nacionalistas. Esto llevó al hecho de que los líderes de Moldavia, Georgia, Armenia, así como Lituania, Letonia y Estonia comenzaron a evadir la participación en el referéndum. Pero los colectivos, las organizaciones laborales y de partidos, el público, las personas creativas trabajaron sobre el terreno, y los ciudadanos votaron activamente en todo el país.

Entonces noté con alegría y sorpresa: incluso donde las autoridades ignoraron el referéndum, en Moldavia, por ejemplo, casi el 98% votó por la preservación de la URSS. En Lituania, Letonia y Estonia, el resultado también fue superior al 90%. En una palabra, los ciudadanos del país soviético querían vivir en un solo Estado de la Unión. Querían que el sistema soviético sobreviviera, para fortalecer el estilo de vida socialista.

Sin embargo, la quinta columna, encabezada por Gorbachov, Yakovlev, Shevardnadze, Yeltsin, Popov, Stankevich, Shakhrai, Burbulis, se encabritó cuando vio que el país quería vivir en un estado soviético fuerte.

El Soviet Supremo de la URSS, literalmente, un par de días después, el 24 de marzo de 1991, aprobó los resultados del referéndum y declaró: el destino de los pueblos del país es inseparable: solo los esfuerzos conjuntos pueden resolver los problemas de desarrollo económico y sociocultural. . Todas las repúblicas están obligadas a guiarse por las decisiones del referéndum.

El Consejo Supremo también propuso acelerar los trabajos sobre un nuevo Tratado de la Unión y una versión actualizada de la Constitución de la URSS, pero dentro del marco de las instrucciones dadas por el referéndum.

«SP»: – ¿Por qué se ignoraron las decisiones del referéndum?

– Comenzó una orgía subversiva y alboroto, que, de hecho, implementó la traicionera instalación elaborada por los servicios especiales estadounidenses.

Es apropiado recordar aquí que después de la crisis de los misiles en Cuba, John F. Kennedy, un presidente estadounidense inteligente y talentoso, invitó a sus asesores a la Oficina Oval y dijo: “No podemos luchar contra la URSS, pereceremos nosotros mismos. Pero no podemos aceptar el hecho de que este país ganador se apodere de los mercados y nos imponga condiciones. Ofrecer una variante de destrucción no militar de este país ”.

Como resultado, se preparó un plan detallado para la destrucción de la URSS en los Estados Unidos. Incluyó reestructuraciones, reformas y, en última instancia, la liquidación de la Unión.

Nuestra quinta columna ha tomado el camino de traicionar los intereses nacionales y la voluntad de los pueblos. Pero el referéndum no tiene plazo de prescripción. Todavía está vivo y es válido para nosotros hoy, y debemos pensar conjuntamente cómo salir de la actual crisis sistémica.

En este sentido, me gustaría recordar a quienes aplauden hoy, glorificando las políticas de Gorbachov, Yeltsin y toda la manada liberal. Han implementado el plan, que en un momento fue delineado por los enemigos más feroces de nuestro estado: destruir el Estado Unión unido, dividirlo en departamentos nacionales, promover el nacionalismo y el extremismo religioso, generar división, enemistad y violencia. dentro de nuestro país.

La principal tarea que se planteó fue demostrar al crédulo pueblo soviético que era malo para ellos vivir en un solo país. Para que se peleen, rompan vínculos seculares y se ahoguen uno a uno.

Ahora nos estamos ahogando solos. Esta operación «Liquidación» continúa en Ucrania, intentaron continuar en Bielorrusia.

Hay un patrón en esta tragedia. Estados Unidos y los países de la OTAN, como resultado de la destrucción del país soviético, lograron apoderarse de riquezas incalculables: subyugar nuestros mercados, robar y devaluar las gigantescas inversiones soviéticas, dejar que toda una generación dé la vuelta al mundo. Esto es lo que permitió a Occidente posponer la crisis global en 18 años, hasta 2008. Y cuando golpeó la crisis, quedamos por debajo de todos los demás en el G20. Y ahora nos han rodeado por todos lados y continúan asfixiándolos con sanciones.

Me gustaría que la dirección de nuestro país, enviando telegramas de felicitación, pensara en una simple pregunta: ¿le gustaría que la nueva generación creciera patriota, inteligente y educada? ¿Le gustaría que respetara y ame a su país?

No soy una mala persona, pero para amar y respetar al país, para que el país tenga futuro, es necesario resumir los resultados en todas las etapas, evaluarlos con honestidad y dignidad. Solo entonces no cometeremos los mismos errores.

«SP»: – ¿Por qué está mal que la dirección del país felicitara a Gorbachov?

– Mire, no se puede entregar premios y saludos del gobierno a personas que han destruido la unidad del país, humillado a la generación de vencedores, robado ciudadanos y devaluado depósitos. Personas cuyas políticas han destruido a 20 millones de rusos solo desde 1991, que han permitido trazar fronteras donde nunca han estado, que han dejado a millones de compatriotas más allá de estas fronteras, dejándolos a su suerte.

Permítanme recordarles que el 15 de marzo de 1996, la Duma del Estado, principalmente por los votos de los diputados del Partido Comunista de la Federación de Rusia, denunció la conspiración de Belovezhskiy, la declaró ilegal. ¡Qué aullido surgió entonces en los medios, toda la shobla de Yeltsin salió – gruñó, zumbó! Yeltsin luego preparó tres decretos: sobre la dispersión de la Duma, sobre el arresto de unos 400 líderes y activistas patriotas, comenzando por mí, y sobre la introducción de un estado de emergencia.

Un oficial de alto rango me llamó por la noche y dijo: “Los militares armados ya han entrado en la Duma. Haz lo que quieras, hazlo, porque de lo contrario será peor que en 1993 ”. Luego tuvimos que sacar de la cama a los primeros dirigentes del Partido Comunista y movilizar urgentemente todas nuestras fuerzas. A Yeltsin se le dijo sin rodeos: no funcionará introducir un estado de emergencia, porque alrededor de Moscú no tiene apoyo en casi ninguna región. Y ahora las fuerzas patrióticas de izquierda están listas para bloquear las carreteras, y esto ya es una guerra civil en toda regla.

Después de eso, Yeltsin rompió los proyectos de decreto y ordenó la retirada de las tropas. La Duma sentó las bases: comenzamos a preparar materiales para el juicio político de Yeltsin. En mayo de 1999, el Partido Comunista de la Federación de Rusia detalló los crímenes de la camarilla de Yeltsin: los materiales ascendieron a 22 volúmenes. Nuestra facción encontró a Yeltsin culpable de todos los cargos, y esta decisión sigue siendo el veredicto principal adoptado por los legisladores en los últimos años.

Creo que Putin y el partido gobernante deben basarse en esta decisión y no justificar la política criminal de Gorbachov-Yeltsin, que todavía está sangrando por todos los poros de Rusia. Hasta que no hablemos honestamente de lo que sucedió, es difícil esperar una recuperación.

Es necesario heredar la modernización leninista-estalinista, la victoria de mayo de 1945, el avance en el espacio, la creación de la paridad de misiles nucleares. Es sobre esto que hay que aprender, es glorificar, y no traición y palabrería en torno a los nombres de los despojados, traidores y malversadores.

(Andrey Polunin / svpressa.ru)

Relacionado:

YURI AFONIN. Gorbachov tiene la culpa de la catástrofe social no solo en nuestro país, sino en todo el mundo

YURI AFONIN. Para la mayoría de los rusos, Yeltsin es la personificación de un desastre