Cree que los populares "insultan la inteligencia" cuando dicen que persiguen a personas sin antecedentes políticos

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, se ha preguntado este viernes si el PP está vetando al "feminismo" o a la lucha contra la corrupción cuando se opone a que su nombre figure en la terna de candidatos para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

También ha subrayado que el PP "insulta a la inteligencia" si pretende hacer creer a la ciudadanía que aboga por personas sin ningún antecedente político, puesto que el actual presidente de la institución, Carlos Lesmes, ocupó cargos en gobiernos del PP y han transcendido también candidatos ligados a la formación. De hecho, ha indicado que el CGPJ es en cierto modo un órgano político, en el sentido de que su legitimidad emana del Congreso y el Senado.

Y es que ha avisado de que hay que tener cuidado cuando se habla de "despolitizar la justicia" porque ello no puede implicar "desidiologizar", dado que una persona sin ideología "es incompleta". De hecho, ha cuestionado si los que se presentaron a elecciones tienen que avergonzarse de ello o si vale más un cargo "nombrado a dedo".

"¿QUÉ LE HE HECHO YO AL PP QUE NO ME HAYA HECHO A MÍ?"

En declaraciones a TVE, recogidas por Europa Press, Rosell ha dicho que desconoce si figura en la terna de candidatos a este órgano judicial pero, en relación a lo publicado en prensa a el rechazo que suscita su figura por haber sido diputada de Unidas Podemos, que ella "al menos" hizo un "servicio a la ciudadanía "apartando" al lograr apartar al juez Salvador Alba por conspirar contra ella y al que relaciona con el exministro del PP José Manuel Soria.

"¿Qué le he hecho yo al PP que no me haya hecho a mí?, se ha cuestionado Rosell para afear también que se plantee un veto al magistrado José Ricado de Prada por cumplir con su deber en la sentencia sobre el caso Gürtel, algo que "avergüenza".

En consecuencia, ese veto no le retrata a ella sino a los que tienen que explicar por qué se oponen a su figura. "Me resulta vergonzoso seguirle el juego al PP y que parezca que soy yo el problema y no la ocupación ilegítima del CGPJ actual", ha ahondado.

De hecho, ha apuntado que se han designado a "inveterados machistas que presumen de ello" para cargos públicos y que, "al menos, eso debería ser compensado".

ASEGURA QUE EL ACTUAL CGPJ ES "NETAMENTE CONSERVADOR"

Rosell también ha recordado que se presentó en 2018 para formar parte del CGPJ y que luego renunció "por coherencia" al ser elegida como diputada en el Congreso y espera que al final se aplique "miras más amplias" para desbloquear el órgano de gobierno de los jueces.

La actual delegada del Gobierno contra la Violencia de Género ha incidido en que el actual CGPJ es "netamente conservador", su composición no obedece a la voluntad popular emanada de las cámaras representativas y está siendo "bastante resistente a las reformas que promueve el Gobierno".