Roberto Jiménez fue declarado por los aficionados como el mejor jugador del Real Valladolid en el mes de octubre, algo que contrasta con su actual suplencia. Lo primero que quiso el jugador fue agradecer el galardón: “Querría dar las gracias a los aficionados que me han votado para recibir este premio, es gratificante recibir este apoyo y más en esta situación, es algo que me ayuda, me da fuerzas para trabajar y recuperar un puesto en el equipo”.

El portero estuvo pensativo y comedido siempre en sus declaraciones, pero no ocultó su decepción: “Ser suplente es una decisión que no esperaba; el míster ya dio sus explicaciones… quería buscar un cambio de dinámica con esta decisión y a mí sólo me queda respetarlo y seguir trabajando”.

Lo cierto es que Roberto parece tocado en el aspecto anímico por esta situación tras cuajar buenas actuaciones en los partidos en los que ha tenido que actuar y verse en el banquillo a pesar de ello: “Cuando llegué ya dije que mi objetivo es a largo plazo y he puesto todas las ganas en el proyecto y ningún tipo de decisión cambiará ese objetivo y menos con nueve jornadas disputadas, yo tengo por delante tres años para cumplir ese objetivo que es ser importante para este equipo dentro y fuera del campo”. Lo que está claro es que algo ha cambiado: “Trabajar después de una decisión como esta y más en un puesto tan sensible como el de portero, a lo mejor tengo menos ganas de bromear, estoy mucho más centrado en mi tarea y en sentirme bien conmigo mismo. No voy a bajar la guardia y el objetivo es que el equipo gane y esté mejor, y para eso tenemos que sumar todos. No quiero que nada de lo que yo diga cambie esa dinámica y la mentalidad después de una victoria y así quiero que se trate este tema”.

En cuanto a la labor del entrenador, Roberto tiene claro que “es una posición muy complicada en la que hay que tomar decisiones y no se puede tener a todos contentos por igual. Todos los mensajes que tenemos que lanzar deben ser constructivos y positivos para el equipo, pero es lógico, fue una decisión que me sorprendió… no digo que no la entienda, pero sí que me sorprendió. En mi carrera he vivido todo tipo de situaciones, pero en estos partidos me estaba encontrado a mi mejor nivel y nunca había dejado de competir sintiéndome así, aunque es cierto que los resultados en los partidos en los que yo he jugado no han sido buenos”.

Para acabar Roberto habló de la situación del equipo y lo que puede significar la victoria ante el Athletic: “Agradezco el cambio de tema ya que no ha sido una rueda de prensa fácil de afrontar y creo que el equipo también merece que hagamos una mención importante a la victoria que se consiguió, al cambio de dinámica y cómo se van a afrontar los siguientes partidos. Hemos hecho lo difícil que es romper la dinámica negativa con la primera victoria y el equipo la merecía y la está disfrutando mucho. Nos dará confianza y estoy seguro que lograremos una línea ascendente logrando puntos que merecíamos y que antes no lográbamos”.