Un sargento y tres vigilantes del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) que se quedaron varados la semana pasada en Isla de Mona están de regreso esta mañana a la isla grande de Puerto Rico.

El portavoz de la agencia Joel Seijo confirmó a El Nuevo Día que los empleados están en buen estado y que viajan a bordo de una lancha del DRNA.

Se supone que los empleados regresaran el miércoles pasado, pero las condiciones marítimas no lo permitieron. Estos trabajan una semana en la Isla de Mona y luego regresan a Puerto Rico para tener una semana libre.

“No se puedo dar el cambio de turno el miércoles pasado porque las condiciones del mar estaban deterioradas y por cuestiones de seguridad se estaba esperando que las condiciones mejoraran. Si el mar hubiera seguido igual, se procedía a ir en helicóptero”, detalló.

Seijo precisó que como parte del cambio de turno, hacia Isla de Mona salieron un sargento, tres vigilantes y tres civiles que trabajan en la las verjas de exclusión de cerdos salvajes.

“Todos están bien. Allí se invierten casi $5,000 mensuales en suministros y el departamento no escatima porque sabe que dependemos de las condiciones marítimas para llegar”, dijo.

Aunque el DRNA tiene un avión, el mismo está fuera de servicio hace un año por razones de mantenimiento. Se espera que la aeronave esté funcionando próximamente, aunque no se precisó una fecha.