Washington D.C.- El presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, el demócrata Raúl Grijalva (Arizona), presentó hoy un proyecto de ley que permitiría cancelar cerca de $300 millones en préstamos de emergencia que otorgó FEMA a 76 municipios de Puerto Rico, luego del huracán María.

La legislación, la cual dio a conocer en el Día Mundial del Medio Ambiente, propone la creación de un grupo interagencial de trabajo que identifique alternativas para que los territorios tengan un mayor acceso a programas federales relacionados con el cambio climático.

También crearía una oficina de política pública y programas energéticos para áreas insulares en el Departamento de Energía, la cual persigue orientar en el desarrollo de planes energéticos que expandan el uso de energía renovable y su eficacia.

This Earth Day, I’m proud to say science is back.

— President Biden (@POTUS) April 22, 2021

Otro apartado impulsa la creación de una oficina para áreas insulares en la Agencia de Protección Ambiental (EPA) que esté enfocada “en fortalecer la infraestructura para resistir desastres naturales, expandir la energía renovable y la eficiencia energética, brindar asistencia técnica y centralizar los esfuerzos de la EPA en las áreas insulares”.

Grijalva, al anunciar su legislación, hizo alusión a la lenta e ineficiente respuesta del gobierno de Donald Trump a la emergencia que causó en Puerto Rico la catástrofe del huracán María.

“La respuesta del presidente Trump a la destrucción del huracán María fue arrojar algunas toallas de papel en un truco de relaciones públicas. Este proyecto de ley surgió de escuchar realmente a la gente de los territorios, tomar en serio sus necesidades y reemplazar décadas de negligencia con apoyo financiero y un enfoque en los impactos del clima insular”, indicó el congresista Grijalva.

Como presidente del Comité de Recursos Naturales, Grijalva discutió un borrador de su medida en una audiencia pública que tuvo lugar el 4 de marzo.

Entonces, Grijalva indicó que Puerto Rico es un indicador temprano del peligro que representa no atender con urgencia el cambio climático.

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, ha indicado que el proyecto permitiría asignar cerca de $200 millones por medio de programas del Departamento del Interior, el Departamento de Energía, la Administración Nacional Océanica y Atmosférica (NOAA), y la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA).