Rafa Moreno, en un entrenamiento del Adesal | ÁLEX GALLEGOS

Nueva oportunidad para seguir creciendo. El Balonmano Adesal encara este fin de semana un nuevo compromiso en la Liga Guerreras Iberdrola, mediante el cual tendrá que afrontar una salida compleja en Tenerife, donde le espera el Salud este sábado a partir de las 21:00 horas. Un duelo directo por la permanencia y que se antoja vital para el club fuensantino, después de los resultados positivos más recientes. De hecho, el propio técnico Rafa Moreno ha declarado que “el Adesal que se vio ante el Porriño dio la sensación de ser un equipo más rodado” y, pese a que “aún somos un equipo nuevo y pretendemos ir mejorando poco a poco en todas las facetas, salvo hecatombe en forma de lesiones, este equipo va a ir a más y ante el Salud espero incluso una mejoría en relación al partido anterior”.

Ambición total del preparador cordobés, que sin embargo advierte que “el Salud tiene una de las mejores plantillas de la Liga. Comenzó con dos derrotas importantes como las de Elche y Rocasa, algo que vio mermadas sus ilusiones”, aunque “a partir de ahí hay una serie de permisos que le han impedido contar con todas sus jugadoras. Lo que temo es que el león tiene que despertar y lo que espero es que se lo pongamos difícil. Vienen, además, de un confinamiento, pero estoy seguro de que este equipo despertará y le puede disputar los dos puntos a cualquiera de la Liga Guerreras Iberdrola”.

Finalmente, Moreno ha hecho hincapié en que “el sistema de competición hace que no sepamos exactamente cuántos puntos tendremos para luchar por la permanencia. Más que los puntos de ahora, serán los de después”, por lo que “todavía es difícil de calibrar. Estamos haciendo parámetros. Estamos como los demás y es temprano para hacer evaluaciones”.