Washington D. C. – La parlamentarista Elizabeth MacDonough ha informado al Senado que la propuesta para aumentar a $15 el salario mínimo federal violenta las reglas sobre un proyecto de reconciliación de presupuesto, lo que debe provocar su exclusión del plan de rescate contra el coronavirus del presidente Joe Biden.

MacDonough anunció su decisión al liderato del Senado, en momentos en que la Cámara de Representantes puede aprobar el plan de Biden, que tendría un costo de $1.9 billones (trillions en inglés), tan pronto como el viernes.

Para pasar por encima de la decisión de la parlamentarista, los demócratas necesitarían 60 votos en el Senado, que está dividido 50 a 50, con el voto potencial de la vicepresidenta Kamala Harris para quebrar empates.

El líder de la mayoría demócrata del Senado, Charles Schumer, indicó que insistirán en la medida, aunque en una legislación independiente, pues no tendrían los votos para pasar por encima de la decisión de la parlamentarista.

“Estamos profundamente decepcionados con esta decisión. No vamos a renunciar a la lucha para aumentar el salario mínimo a $15 para ayudar a millones de trabajadores estadounidenses que luchan para superarse y sus familias”, indicó Schumer.

La propuesta demócrata permitiría incrementar a $15 por hora el salario mínimo federal, paulatinamente, de cara a 2025.

El senador republicano Lindsey Graham (Carolina del Sur) afirmó, por su parte, que esta “muy complacido de que el parlamentario del Senado haya dictaminado que un aumento del salario mínimo es un cambio de política inapropiado en el proceso de reconciliación”.

El independiente Bernie Sanders (Vermont), presidente del Comité de Presupuesto del Senado, lamentó la decisión de la parlamentarista.

“Estoy seguro de que tenemos una mayoría en el Senado, incluido la vicepresidenta, que votaría para aumentar el salario mínimo a $ 15 la hora como parte del plan de rescate del presidente Biden. Sin embargo, debido a las reglas arcaicas y antidemocráticas del Senado, no podemos avanzar para acabar con los salarios de hambre en este país”, indicó Sanders.

Un grupo de senadores republicanos, entre ellos Mitt Romney (Utah), han propuesto aumentar el salario mínimo federal a $10, efectivo en 2025.

Por su parte, Biden se mostró decepcionado por la decisión de MacDonough, pero sostuvo, mediante comunicación escrita, que respeta su determinación y los procesos en el Senado.

Jen Psaki, secretaria de Prensa de la Casa Blanca, sostuvo que Biden trabajará con los líderes del Congreso para determinar el próximo paso a tomar.

“Nadie en este país debería trabajar a tiempo completo para vivir en la pobreza”, añadió Biden.

Biden, además, exhortó al Congreso a aprobar el plan de rescate lo antes posible.