Jueves 4 de marzo | Edición del día

El pasado martes se realizó una reunión de preparación de actividades hacia el 8M. Desde Pan y Rosas, integrante de la Asamblea de Mujeres, se propuso que se someta a votación convocar a movilizar bajo la consigna “El Estado es Responsable”.

Porque nos acercamos hacia una nueva jornada de lucha donde las mujeres somos las protagonistas, que a lo largo de los años salimos a las calles a denunciar la violencia machista que día a día nos afecta. Una de las tareas principales del movimiento de mujeres y su lucha es siempre denunciar el rol y la responsabilidad del Estado frente a esta realidad.

De esa manera, independiente del Estado y sus gobiernos, históricamente se lograron importantes conquistas, como hace pocos meses vimos con la gran marea verde: la legalización del aborto legal, seguro y gratuito.

Te puede interesar: 8M: y vos ¿te preguntás por qué marchamos?

Lo cierto es que mas allá de las importantes e imprescindibles conquistas en el terreno de lo legal, hoy una mujer es asesinada cada 23 horas y nos enfrentamos a la precarización de la vida y el trabajo, así como también a una crisis que ajusta a nuestro bolsillo.

La asamblea de mujeres de Pilar es un importante espacio donde debemos lograr que decenas de mujeres pilarenses se agrupen y debatan de qué manera organizarse.

En la última reunión, quedó demostrado el rol del kirchnerismo de frenar e impedir que las mujeres tengan voz y voto y se organicen. Allí, al momento de la votación, incorporaron a nuevas compañeras de su mismo frente para que la votación salga a su favor, al ver que anteriormente quedaban en minoría. Es decir, no responsabilizar al Estado y al Gobierno, que junto con sus instituciones, como son la justicia y las fuerzas represivas, reproducen y legitiman la violencia hacia las mujeres.

Te puede interesar:8M: Mujeres de Guernica y otros sectores en lucha convocan a corte y movilización

Esto no es un simple error, sino una política clara que impulsan. Hoy vemos que sus distintos ministerios, mesas y comisiones que prometen trabajar para mayor control de la situación son obsoletos. Pero mientras tanto, no se responsabiliza al Estado, no convocan abiertamente a movilizar, llenan de ilusiones pasajeras y contienen a una parte del movimiento feminista, porque supuestamente “el patriarcado llegó a su fin”.

Entonces la pregunta es: ¿vamos a hacer silencio frente a un Estado que no invierte ni en las más mínimas políticas para revertir la crítica situación de las mujeres? Esto en el marco de que cuando la policía asesina a una mujer, al otro día ese mismo Estado aumenta su presupuesto represivo. ¿Vamos a seguir invisibilizando y normalizando que todos los días falte una mujer más, la constante feminización de la pobreza y todo el conjunto de desigualdades?

Te puede interesar: Mujeres de Los Ceibos: "Entendimos que si no te organizás y peleás, no hay derechos"

Desde Pan y Rosas peleamos para que la Asamblea de Mujeres de Pilar deje de estar en manos de un pequeño grupo burocrático, que hace y deshace a su favor y conveniencia con el gobierno de turno, y que pase a ser un espacio democrático abierto a todas las mujeres.

Hoy más que nunca debemos salir a las calles porque nuestra lucha continúa por todas ellas, por las que ya no están y por que nos queremos vivas, porque no queremos ni una menos sin vivienda y sin trabajo, por las enfermeras que hacen frente a la crisis sanitaria, por las maestras que sostienen la educación publica, Ni una menos.