13/11/2020 :: Mundo, Mundo

Hay movilizaciones en distintos puntos del país desde el lunes. La convocatoria más importante es todos los días en la Plaza San Martín de la ciudad de Lima, desde las 16:00 horas.

Miles de personas protestan en Perú este jueves por cuarto día consecutivo, con banderas de Perú y carteles que mostraban la leyenda "Merino no es mi presidente", para rechazar la destitución de Martín Vizcarra de la Presidencia, luego de que el Congreso aprobara este lunes el pedido de vacancia en su contra al acusarlo, sin juicio, de un presunto caso de corrupción cuando era gobernador regional del departamento de Moquegua (2011-2014). 

La tarde de este jueves, decenas de miles de manifestantes se congregaron en la Plaza San Martín, en el centro histórico de Lima, en rechazo a Manuel Merino, quien asumió las riendas del Ejecutivo el último martes de forma interina e ilegal. 

Policías bloquean a los manifestantes durante las protestas en Lima.

Al respecto, los manifestantes sostienen que se está produciendo un golpe de Estado encubierto, y se niegan a reconocer al dirigente del frente Acción Popular (AP). Al grito de "¡Perú, te quiero, por eso te defiendo!", las trabajadoras del Sindicato de Limpieza Pública de Lima se unieron a la marcha nacional.

Las movilizaciones se realizan en las plazas públicas de las principales ciudades peruanas: Arequipa, Trujillo, Cusco, Chiclayo, Abancay y Chimbote.

En la ciudad de Huancayo, las movilizaciones comenzaron una hora antes que en la capital. "No olvides tu mascarilla, alcohol y documento nacional de identidad", pidieron las organizaciones sociales. Y sobre todo los pañuelos empapados en limón o vinagre por los gases lacrimógenos que lanza la policía.

Tensión en todo Perú

Desde el lunes, las calles de las principales ciudades peruanas han sido escenario de manifestaciones y forcejeos con las fuerzas de seguridad, que reprimen con violencia. 

En los días previos, se vivieron momentos de tensión cuando los uniformados intentaron impedir la entrada al centro histórico de Lima, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Por ello, de forma reciente se presentaron 'habeas corpus' ante la Justicia local para evitar que la Policía limite el acceso a la plaza y se garantice el derecho a la protesta.

Durante la protesta de esdtos días en Lima, los represores dispararon gases lacrimógenos y municiones no identificadas contra los inconformes, según documentaron organizaciones de DDHH.