El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, ha llegado a Pamplona sobre las 11.30 horas, con una hora de retraso sobre lo previsto, después de que su avión haya tenido que ser desviado a San Sebastián por la niebla. A su llegada a la capital navarra, varias personas le gritaron en el exterior del Palacio de Navarra "ayudas para la hostelería" mientras que otras le increparon al grito de "traidor".

Sánchez ha sido recibido en los jardines del Palacio de Navarra por la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, y posteriormente ambos han accedido a la sede del Gobierno foral, donde estaba prevista una reunión entre ambos presidentes y, posteriormente, con el conjunto del Gobierno foral.

Sánchez ha llegado sobre las 11.30 horas al Palacio de Navarra, con una hora de retraso sobre lo previsto.

Desde allí, ha viajado en coche a Pamplona. Ha sido recibido por Chivite en los jardines del Palacio de Navarra, sede del Gobierno foral, donde se han concentrado algunas decenas de personas que han abucheado al presidente. Algunas de ellas portaban banderas de España. También se ha visto un cartel en el que se leía 'Sánchez, traidor. Gobierno dimisión'.

Tras posar para los medios gráficos, Chivite y Sánchez han accedido al interior del Palacio de Navarra, donde se han reunido con el conjunto del Gobierno foral. No obstante, debido al retraso en la visita, han tenido que reducir la duración de la reunión para desplazarse al palacio de congresos y auditorio Baluarte, donde Sánchez presenta el plan de recuperación económica 'España Puede', que guiará la ejecución de 72.000 millones de euros de fondos europeos hasta el año 2023.

En este acto también intervendrá la presidenta del Gobierno de Navarra. La presentación contará con la presencia de una treintena de invitados entre miembros del Gobierno de Navarra, autoridades y representantes del ámbito económico y empresarial. Además, otro grupo de empresarios podrán seguirlo por vídeoconferencia.

Te puede interesar

Te puede interesar