En las últimas semanas, en un nuevo intento por aumentar su base de clientes, Orange ha reforzado su segmento prepago con gigas acumulables y más datos y minutos, al mismo tiempo que ha renovado su servicio 4G en casa. Ahora, el operador francés ha presentado los resultados financieros correspondientes al primer trimestre de 2021, donde presume de haber logrado un aumento en las altas netas.

Estos resultados constatan la tendencia en portabilidad que hemos visto en los últimos meses, tanto en fibra como en líneas móviles. Eso sí, la fuerte compentencia sigue lastrando los ingresos de Orange, que han sido de 1.188 millones de euros, un 7,4% menos que en el mismo periodo del año pasado.

Bajan los ingresos minoristas, suben las ventas de equipos

Al cierre del primer trimestre del año, Orange España ha registrado, como decimos, unos ingresos de 1.188 millones de euros, lo que representa un 7,4% menos que en el mismo periodo del año anterior. En este sentido, destaca especialmente la contribución que suponen los ingresos por la venta de equipos en España, que fueron de 155 millones de euros de enero a marzo, un 10% más que el año pasado.

En el negocio por servicios convergentes, sin embargo, las distintas marcas de la compañía aportaron unos ingresos de 469 millones de euros hasta marzo de 2021, un 9,4% menos que en el año anterior.

Image001

Los ingresos por servicios móviles de Orange España, que han sido de 231 millones de euros en el primer trimestre, también han caído un 13,6% respecto al año pasado. En cuanto a los ingresos por servicios solo fijo, se aprecia un retroceso de un 6,7% en los tres primeros meses de 2021, hasta los 116 millones de euros.

Por su parte, los ingresos por el conjunto de servicios retail se han reducido en un 10,2% (818 millones de euros), del mismo modo que el negocio mayorista ha descendido un 2,3% (215 millones de euros), según la compañía debido al impacto de la pandemia, que ha hecho caer más de un 40% los ingresos por roaming.

Más clientes en fibra, móvil y televisión

Orange

Según ha informado la compañía, Orange España contaba a 31 de marzo con 19.945.000 clientes, de los que 15.912.000 son clientes de servicios móviles y 4.033.000 de banda ancha fija. Dentro de estos últimos, la cartera de clientes de fibra óptica supera ya los 3.405.000 (con 49.448 altas netas nuevas y un incremento interanual del 6,1%).

Además, asegura el operador que un gran porcentaje de sus clientes tiene contratadas actualmente ofertas convergentes. De hecho, la televisión de Orange cuenta con 703.000 abonados (un 0,6% más que en el año anterior) y la penetración de este servicio es del 17,4% sobre la base total de clientes de banda ancha de la compañía.

Orange 02

A 31 de marzo, Orange contaba ya con 15.912.000 de clientes de telefonía móvil (10,5 millones de 4G, un 66% del total), lo que supone un retroceso del 1,2% interanual. De todos ellos, más de 14.086.000 son clientes de contrato -segmento que crece un 2,9%- y 1.825.000 millones son de prepago (un 24,4% menos).

En cuanto al despliegue de fibra propia en España, el operador francés ha confirmado que ya alcanza los 15,5 millones de hogares pasados con su red, lo que significa que, a lo largo del último año, la compañía ha ampliado su huella de fibra en 500.000 unidades inmobiliarias. La cobertura 4G, por su parte, llega ya al 98% de la población española, según el operador.