Carlos Sainz saldrá 13º en Turquía si la investigación de la FIA por un encuentro en pista con Sergio Pérez no va a más. El madrileño no encontró las sensaciones en el asfalto deslizante de Estambul. No ayudó el Mclaren y tampoco McLaren: su estrategia de optar por la goma intermedia tanto en la Q1 como en la Q2 fue errónea, nadie más lo hizo. Se quedaron sin suficientes intentos y tanto el madrileño como Norris, undécimo, cayeron eliminados.

"Una clasificación muy rara, había muy poco agarre en la pista y nos pasamos la sesión qué neumático era el correcto. Me di cuenta a la mitad de la sesión que nos habíamos equivocado con el intermedio, el extremo iba mucho mejor y no tuvimos tiempo para mejorar. Error de estrategia, pero también de no poder calentar el neumático tanto como nos hubiese gustado. Nunca en mi vida me he quedado a seis segundos en agua", explicó el piloto a la televisión.

"No hay nada que puedas hacer hoy con los reglajes, estamos preparados para la carrera y ya vimos que nos costará mucho calentar los neumáticos, más que a ningún otro equipo. Esperábamos que fuese complicado en lluvia, así que nos esperábamos este resultado tan negativo. Pero ahora hay que esperar a mañana a ver si está seco", dice sobre la carrera.

En cuanto a la investigación de la FIA: "No lo sé, no veo, intentas salir de boxes y poner temperatura en los neumáticos. Espero que los comisarios tengan eso en cuenta, estábamos todos intentando calentar neumáticos y no se veía nada, no podía hacer nada. No sabes quién va en una vuelta rápida, es imposible".