Cinemanía NOTICIA23.02.2021 - 15:41h

Compartió pantalla con Joan Crawford en 'Entre el amor y el pecado' y con Humphrey Bogart en el clásico de Nicholas Ray 'En un lugar solitario'.

Martha Stewart, la actriz estadounidense que ha fallecido esta semana a los 98 años, tuvo una corta carrera en el Hollywood de los años 40 y 50, pero con algunos papeles bastante memorables en la retina cinéfila.

Stewart interpretó a Mildred, la encargada de guardarropa cuyo asesinato pone en marcha la trama de En un lugar solitario (Nicholas Ray, 1950), una de las películas más emblemáticas del film noir de la época, protagonizada por Humphrey Bogart y Gloria Grahame.

Su debut en la gran pantalla había tenido lugar a principios de la década anterior, en el musical Cara de muñeca (Lewis Seller, 1945). Allí aprovechó su talento para el canto y el baile junto a la estrella Vivian Blaine, a quien curiosamente acabaría sustituyendo en un montaje para Broadway de Ellos y ellas en 1951.

Fue en 1947 cuando obtuvo su papel más recordado junto al que de En un lugar solitario que llegaría pocos años después. Era el de mejor amiga de Joan Crawford en Entre el amor y el pecado (Otto Preminger, 1947), uno de esos triángulos amorosos convertidos en cuadrilátero de los que hacen época.

Sin embargo, Stewart no se prodigó mucho más por la gran pantalla. Tuvo alguna aparición esporádica en televisión (La hora de Alfred Hitchcock), pero concentró el resto de su carrera artística en los escenarios.