Tener acceso a servicios médicos aun cuando no se tenga un plan médico o los ingresos para costearlos es un alivio para muchas familias puertorriqueñas. Tal es el compromiso de Morovis Community Health Center (MCHC), una organización sin fines de lucro de base comunitaria regulada por la Sección 330 de la Ley Federal de Salud Pública que atiende las necesidades de los pacientes independientemente de su capacidad de pago.

Un hospital en constante evolución

MCHC se construyó en 1972. Entonces contaban con 20 camas y ofrecían servicios de farmacia, laboratorio y sala de emergencias. Hoy, cinco décadas después, este centro de salud tiene tres localidades –en Morovis, Toa Baja y Vega Alta– y un abanico de servicios médicos.

“Cuando asumí la dirección en el 2012 trabajamos en un plan estratégico para conocer las necesidades de nuestras comunidades. Tras esa evaluación, extendimos los horarios de farmacia y laboratorio e incluimos servicios de nutricionistas, pediatras, internistas, psicólogos, trabajadores sociales clínicos y consejeros para pacientes con adicciones”, detalló el licenciado William Rodríguez Castro, director ejecutivo de la institución.

La pandemia, una prueba superada

Registrados en la isla los primeros casos de covid-19 y para proteger a su personal médico, el MCHC habilitó una carpa en el área de estacionamiento para realizar pruebas que identificaran la presencia del virus entre la población que sirve. También estableció un programa de rastreo y una base de datos para darle seguimiento a sus pacientes.

Reconociendo, además, que en este tiempo la tecnología ha sido una aliada, han integrado distintas herramientas para mantenerse en contacto con ellos y asegurarse de que continúen su tratamiento.

“Como inicialmente el mensaje que se estaba llevando era de quedarse en los hogares, muchos pacientes abandonaron su cuidado médico. Este reto lo vimos como una oportunidad. Comenzamos a llevarles las recetas a sus casas y a ofrecerles transportación. También damos charlas educativas en las comunidades y hacemos videos en las redes sociales para orientar sobre distintos temas de salud”, sostuvo Rodríguez Castro.

Toda esta innovación y compromiso del personal médico llevó a MCHC a recibir una cualificación de 100% en el proceso de acreditación efectuado por inspectores del gobierno federal. Con esa motivación y júbilo, Rodríguez Castro aseguró que pronto estrenarán nuevos equipos que les permitirán brindar más servicios de salud en pro de las comunidades.