Irene Montero La directora del Instituto de las Mujeres, Beatriz Gimeno, y la ministra de Igualdad, Irene Montero. (Foto: EP) Segundo Sanz 27/01/2021 06:49

Al igual que ya hiciera con la Policía, el Ministerio de Igualdad que dirige Irene Montero denigra ahora al mundo de los videojuegos. Tanto es así que en un seminario telemático organizado por este departamento la directora del Instituto de las Mujeres y alto cargo de Montero, Beatriz Gimeno, manifestó este martes que «muchas videojugadoras se esconden tras nicks masculinos» para evitar «acoso online», así como «vejaciones» y «violencias machistas», que calificó de «habituales» en esta práctica.

En concreto, el seminario organizado por el Ministerio de Igualdad, en manos de Podemos, lleva por título ‘Las mujeres en el sector de los videojuegos’ y cuenta con la participación de activistas feministas y un hombre para analizar el mundo de los videojuegos desde una perspectiva de género.

«Casi la mitad de las videojugadoras son mujeres, pero muchas se esconden tras apodos masculinos para evitar el acoso online, ya que es habitual que sufran vejaciones y comentarios machistas», declaró Beatriz Gimeno en la primera jornada del seminario celebrado estos días y organizado por el Ministerio de Igualdad de Irene Montero, un departamento que cuenta para este ejercicio con un presupuesto de 451 millones de euros.

«Cabe preguntarse si los estereotipos de género sexistas y discriminatorios que nos rodean están siendo potenciados por los modelos que reproducen determinados videojuegos», comentó también Gimeno. 

«Todos los estudios -insistió durante el coloquio la directora del Instituto de las Mujeres- demuestran que cuando hacemos cualquier tipo de encuesta, de trabajo, en institutos, etcétera que los chicos nunca se identifican con personajes masculinos en las novelas, en las películas…. es muy muy raro. Y las chicas se identifican muchas veces con personajes masculinos. Cuando se les pregunta a chicos y chicas qué personajes admiran en el mundo, las chicas siempre dicen hombres y mujeres y los chicos jamás dicen una mujer», lamentó Gimeno, generalizando en su exposición.

Asimismo, enfatizó que «uno de los grandes retos del feminismo y la lucha por la igualdad es que exista un momento en el que chicos y chicas se puedan sentir identificados con personajes masculinos y femeninos, porque por ahora los chicos desde luego no se identifican nunca con un personaje (femenino) histórico o de la actualidad, con una cantante, una deportista…», sentenció la asesora de Irene Montero.

Piratas y princesas

De este modo, Gimeno ha querido así trasladar al mundo de los videojuegos, criminalizando de paso a los usuarios, su particular guerra contra lo que este activismo feminista llama productos «sexistas». La directora del Instituto de las Mujeres protagonizó el pasado junio una sonada polémica después de trascender que había remitido una carta a una empresa de San Sebastián de los Reyes (Madrid) advirtiéndole sobre la venta de unas placas infantiles, a su juicio, «sexistas».

«Me pongo en contacto con usted porque he tenido conocimiento, a través de una queja recibida en el Observatorio de la Imagen de las Mujeres, de la venta por su compañía de la venta de modelos de placas de puertas para habitaciones infantiles en las que se ofrecen versiones diferenciadas en función de si son para niños o niñas; representando piratas y héroes en primer caso, con los mensajes ‘Aquí duerme un pequeño héroe’ o ‘Aquí duerme un pirata’. Y representando princesas en el segundo, con mensajes como ‘Aquí duerme una pequeña princesa’ o ‘Aquí duerme la reina de la casa’», decía la misiva remitida por Gimeno a la empresa.

En ella, señalaba que «este tipo de diseños contribuye a fortalecer los estereotipos de género, vinculando a las niñas con el papel tradicional de princesas de cuentos y a los niños con roles vinculados a la acción, como los personajes de piratas o súper héroes».

Por ello, Gimeno afirmaba acogerse a «la responsabilidad social que como empresa tienen para trasladarle estas observaciones y solicitarle que las tengan en cuenta en el diseño de sus productos en general, pero muy especialmente en aquellos dirigidos al público infantil. Con ello pueden contribuir a avanzar hacia una sociedad mucho más igualitaria para mujeres y hombres, lejos de roles estereotipados y discriminatorios», comentaba.

Explicaciones

La carta terminaba con la frase «agradezco su atención y quedo a la espera de su respuesta», instando así a la empresa a dar una explicación ante el Ministerio de Igualdad y motivar la comercialización de dicho producto, accesible desde la página web de esta firma de cuadros.

Por su parte, Irene Montero también cuestionó el pasado febrero a la Policía al sostener que «cuando una mujer denuncia una agresión sexual, se le pregunta si iba vestida con una minifalda». Unas palabras que fueron reprobadas por los principales sindicatos policiales.

Apoya a Okdiario

Lo último en España

Últimas noticias