MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado este miércoles que la vacunación contra la COVID-19 de las infantas Elena y Cristina durante un viaje a Emiratos Árabes para ver a su padre Juan Carlos I abre un debate sobre la "utilidad de la monarquía" y acerca un "horizonte republicano" que está "más cerca que lejos".

En una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, Montero ha asegurado que esta noticia "contribuye" más aún "al descrédito" de la "institución monárquica" y "hace a muchísimos ciudadanos preguntarse por su utilidad". Así, la ministra ha negado que el Gobierno tuviese conocimiento de la vacunación y ha descartado pedir explicaciones a Casa Real.

"Creo que más allá de eso la cuestión es que hay una sensación mayoritaria en la ciudadanía de que hay un trato de favor de privilegios de una institución que debería ser ejemplar, como el poder ejecutivo, el judicial o el legislativo y que no lo está siendo. Esa sensación es preocupante en sí misma", ha sostenido.

En esta línea, la titular de Igualdad ha señalado que el Ejecutivo debe ser "sensible" al debate que se abre sobre la vigencia de la Monarquía en España y sobre el horizonte republicano que debe llegar "por una cuestión de democratización".

"TRATO DE FAVOR" Y FALTA DE "EJEMPLARIDAD" POR PARTE DE CASA REAL

"Todas estas noticias sobre los presuntos casos de corrupción sobre el Rey emérito., sobre las regularizaciones y las cantidades ingentes de dinero que le prestan grandísimos empresarios a lo largo y ancho de todo el mundo... eso abre un debate y una pregunta en la sociedad que es para qué sirve la Monarquía y un trato de favor que no se corresponde con la ejemplaridad de lo que debería ser la institución que ocupa la Jefatura del Estado", ha insistido Montero.

Preguntada sobre si cree que Hacienda o la Fiscalía han actuado en favor de Juan Carlos I, Montero se ha remitido a las declaraciones de la ministra portavoz, María Jesús Montero, que ensalzó la labor de los técnicos de la Agencia Tributaria y negó que su Ministerio tuviese conocimiento sobre las actuaciones del emérito.

Con todo, la ministra de Igualdad cree que "hay una sensación entre los ciudadanos" de que existe un "trato de favor" al monarca. "Eso es una percepción: si fuese cualquier otra persona, no habría pasado", ha zanjado.

Montero se ha referido de esta a la vacunación de las infantas, que se produjo en segunda semana de febrero durante una vista a su padre en Abu Dabi, donde se encuentra Juan Carlos I desde el pasado mes de agosto tras abandonar España. Según adelantó 'El Confidencial', también han sido vacunados en Emiratos Árabes el propio rey emérito y el exdirector del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán.