Philippe Montanier fue técnico de Antoine Griezmann en la Real Sociedad entre 2011 y 2013. Con el técnico francés el jugador ahora del Barcelona jugó un buen fútbol cuando ya se hablaba de su paso al Atlético de Madrid. Montanier, como toda Francia, está preocupado por lo que el delantero está viviendo en su actual club, una situación de depresión a la que intentan buscar explicación. Montanier conoce a Griezmann en persona y asegura que su apagada imagen en el Barcelona no tiene que ver con un problema de convivencia con otras estrellas, porque no es la primera vez que le sucede.

"A Antoine todo el mundo le quiere. Además de por todo su talento, porque es muy perseverante, trabaja mucho, siempre se pone al servicio del equipo. Ni tiene ni ha tenido ningún problema de ego. Lo hemos visto con Francia. Cuando llegó Kylian Mbappé, él inmediatamente le abrió el paso", afirma el ahora técnico del Standard de Lieja. Montanier apunta más a la situación del Barcelona, a nivel general, como el detonante particular del caso Griezmann. 

"Ha tenido la desgracia de caer en un mal momento, en un Barcelona en crisis que navega según el ánimo de Messi, quien decide a todos los niveles en el club. A veces una flor hermosa asfixia a otra... Griezmann necesita divertirse, jugar y bromear para desarrollar todo su potencial. No es la impresión que da…", explica Montanier en La Voix du Nord.