El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador anunció este miércoles que se reforzará la vigilancia para contener a las personas que llegan a la frontera sur, con el objetivo particular de proteger a los niños migrantes.

LEA TAMBIÉN:

Campeche primer estado en México en retomar clases presenciales

Previamente se había reunido con los gobernadores de Chiapas y Tabasco, así como el secretario de Gobierno de Campeche, ya que está enfermo el mandatario de la entidad, y con algunos presidentes municipales de la franja de la frontera sur.

El mandatario insistió que la meta es dar seguridad al migrante “para que o entren a territorio nacional sin ninguna protección, atraviesen el territorio y lleguen al norte donde hay mucho riesgo de violencia y se les agreda”.

Durante la conferencia de prensa en la mañana de este miércoles, el jefe de Estado dijo que hay dinero para poner en operación albergues para menores migrantes, a partir de ahorros gracias al combate a la corrupción.

“Lo que queremos es atender más la frontera sur, por varias razones, pero sobre todo para que no se exponga a migrantes, que no tengan que atravesar el país y llegar a estados de norte donde hay más violencia”, dijo.

López Obrador explicó que no se podrá contener el 100 por ciento de la frontera, pero “pero entre más podamos contener en el sur, mejor, sin dejar de atender otros puestos migratorios y tener también refugios y albergues para migrantes y para niños, pero de sur a norte, ese es el propósito”, añadió.

Señaló que estas acciones preventivas servirán para evitar lo que “sucedía con frecuencia en Tamaulipas de la desaparición, masacres de migrantes”.

“También lamentamos que hace poco, en un municipio de la frontera de Tamaulipas, en Camargo, asesinaron y quemaron a 19 migrantes del hermano país de Guatemala, y si esto no lo queremos para los adultos, menos para los niños, no lo queremos para nadie”, enfatizó.

El presidente mexicano arguyó que es mejor prevenir, atender a los niños y castigo a los criminales y traficantes de personas. “vamos a actuar también en ese sentido porque es un tráfico ilegal pero además lucrativo, cobran mucho por pasar a personas y ahora utilizan a niños, es lo más inhumano, cruel que pueda haber”.

De acuerdo con el gobernante, el plan estará completo en siete días y las distintas dependencias federales, municipales y estatales formarán parte de su elaboración.

“Sí (aumentará el despliegue). No quiero dar números, pero sí vamos a trabajar con más intensidad en la frontera sur por las circunstancias estas especiales de la migración, sobre todo lo que tiene que ver con la protección de los niños, no queremos desgracias, no queremos actuar sin prevenir ante una situación delicada”, prosiguió.

Igualmente, López Obrador recordó que los momentos más difíciles fueron durante el mandato del expresidente Donlad Trump, especialmente en 2019, cuando se deportaron cerca de 70.800 personas, una cifra que aumentó al doble en marzo de 2020.

El presidente mexicano añadió que, por cada tres, cuatro son adultos, y uno es menor.

“En mayo fue la crisis, se acuerdan de los aranceles (Trump amenazó con imponer pagos a México si no reforzaba el control migratorio), pero ahora en marzo, miren… entonces estamos actuando. Hay muy buena relación con Estados Unidos, se está buscando ayudar en todo”, continuó.

Estados Unidos detuvo a 4.993 migrantes en diciembre de 2020 y unos 18.990 en marzo de este año. 

El Gobierno de México celebra la decisión de ofrecer 22,000 nuevas visas H-2B por parte del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

Saludamos particularmente la emisión de 6,000 visas reservadas para personas migrantes de los países del norte de Centroamérica. https://t.co/s8yJkChk35

— Roberto Velasco Álvarez (@r_velascoa) April 21, 2021

Entre otros temas, el máximo representante del Estado mexicano adelantó que en la próxima cumbre de cambio climático se trataría el tema de la reforestación en Centroamérica y su vínculo con la atención a las causas de las migraciones.

“Estamos pensando en millones de árboles para darle empleo a campesinos centroamericanos y atender esto al mismo tiempo”, declaró, al tiempo que prevé que la construcción del Tren Maya, en la Península de Yucatán es otra fuente de empleos.

“La gente no migra por gusto sino por necesidad, entonces hay que atender las causas, porque no es contener, hay que atender las necesidades de la gente en sus comunidades de origen”, advirtió.

Finalmente, también exhortó a la administración del presidente Biden a que apoyen en una solución a la crisis migratoria en Centroamérica.

López Obrador señaló que el presupuesto se definiría la próxima semana y enfatizó en que como es una cuestión humanitaria, no tendría límites, ya que también representa un combate contra la corrupción.