MADRID, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El próximo 30 abril llega a en Netflix 'El inocente', la nueva serie protagonizada por Mario Casas. Un laberíntico y adictivo thriller de ocho capítulos basado en la novela superventas homónima de Harlan Coben ('No hables con extraños', 'Safe') dirigido por Oriol Paulo ('Durante la tormenta', 'Contratiempo') que, adelanta el ganador del Goya al mejor actor por 'No Matarás', "habla de las segundas oportunidades del destino" y de cómo el pasado que crees enterrado "puede volver y estallar en tu cara".

   "'El inocente' es como un laberinto, quieres saber lo que está pasando y qué esconden los personajes que te están presentando, si realmente son o no inocentes", afirma Casas en una entrevista concedida a Europa Press en la que destaca que, a medida que avanza la serie, tanto su personaje, Mateo, un joven que hace nueve años se vio involucrado en una pelea en la que accidentalmente mató a una persona y que ahora intenta empezar de cero, "van dando un giro de 180 grados".

   "Es ahí donde tiene algo la serie que engancha. Eso lo sabe hacer muy bien Oriol, que ya lo hizo en 'Contratiempo' -película protagonizada por el propio Casas- o en 'El cuerpo', es un director que sabe tocar una serie de teclas que hacen que el público se mantenga en vilo", dice el actor que para preparar su personaje llegó a reunirse con Harlan Coben, autor de la novela en el que se basa la serie.

   "Tuve una cena con él, es un tipo fantástico y maravilloso y ha confiado muy inteligentemente en Oriol", revela Casas que asegura que el autor estadounidense se mostró "muy entusiasmado con la serie desde el primer momento". "Veía lo que estábamos grabando y confiaba plenamente en lo que hemos hecho. Está contento", asegura el interprete que, tras conseguir su primer premio de la Academia de Cine, ironiza al hablar del 'efecto Goya' y lo que ha supuesto para su carrera.

   "Sí, claro que me ha llamado más gente. Sí, mira, me ha llamado Scorsese, Woody Allen... nada, la verdad es que no he notado nada. Es algo puntual y por recibir un Goya no están llamando más a la puerta", dice con una sonrisa.

   En 'El inocente' Casas tiene como pareja a Aura Garrido que encarna a Olivia, la enigmática esposa de Mateo. "Todos tenemos un pasado y todos tenemos secretos, probablemente no tan fuertes como los de estos personajes, pero las apariencias engañan a veces para bien... y a veces para mal", apunta la protagonista de 'El Ministerio del Tiempo' o 'El día de mañana' que asegura que, el mayor reto de esta serie fue "interpretar a unos personajes que se mueven en una línea superfina con tonos muy específicos y concretos".

UNA SERIE DE GRISES

   "Tienes que contar exactamente lo que tienes que contar, ni más ni menos, de su pasado y de su presente. Mantener ese tono fue lo más difícil", dice Garrido. Y es que 'El inocente', insiste su director, es una serie "que no se mueve en el blanco y el negro, sino en el gris". "Y a veces se va al gris oscuro, al gris claro, a veces se va al negro y a veces llega al blanco... y jugar con toda esa gama ha sido lo más complejo", señala Paulo que destaca que el propio título de la serie es la "metáfora más clara" que alude a "todos los personajes que van habitando esta la historia".

   "Estamos hablando de segundas oportunidades y de esas mochilas que cargamos y que nos definen en la actualidad. Todos somos consecuencias de las decisiones que hemos tomado y todas esas decisiones las llevamos dentro pero a veces no las hemos compartido, hemos enterrado nuestro pasado o lo hemos dejado atrás", expone el director que abordó la serie "como si fuera una película de ocho horas en la que cada capítulo es una película dentro de otra película".

   Ocho capítulos, centrados cada uno en uno de los personajes, que abarcan un total de doce años de historia y que para José Coronado, otro de los protagonistas de 'El inocente', tienen todos los ingredientes para convertir la nueva producción española de Netflix en "la mejor serie del año".

   "Contamos una historia muy compleja, dirigida por el que para mí es el mejor director de la nueva generación, con un casting fantástico, un gran diseño de producción, con una fotografía espectacular, con una autor reconocido mundialmente que avala la obra... tenemos todos los elementos para que bien batidos surja la mejor serie del año", dice con entusiasmo el actor que encarna a Teo Aguilar, un agente de la Unidad de Delitos Especiales que recuerda mucho a esos oscuros policías a los que se alude cuando en los periódicos y noticieros se hace referencia a las cloacas del estado.

    "Imagínate de dónde he sacado la inspiración... y acertarás", dice con una sonrisa antes de insistir en que lo que más le gusta de su personaje es "la contradicción, la lucha continua que tiene este policía, con sus luces y sus sombras, sus ganas de ser mejor y tener la familia perfecta" pero condicionado, como casi todos los personajes de la serie "por un pasado lleno de secretos".

   También del lado -siempre presuntamente porque en 'El inocente' "nada es lo que parece"- de la ley está Lorena, una inspectora de policía interpretada por Alexandra Jiménez a la que la investigación de un suicidio también lleva a cruzarse en el camino de Mateo. Su personaje es, dice la actriz, "una pieza más del complejo puzzle que es El inocente", "Es una propuesta que no te esperas, que no puedes predecir y que al mismo tiempo engancha mucho", sentencia.

562888.1.260.149.20210422145221

Vídeo de la noticia