LOS ÁNGELES, 22 Abr. (EUROPA PRESS - Raquel Laguna) -

   La cuenta atrás para la 93.ª edición de los Premios Oscar ya ha comenzado. La gala de este año, marcada por la pandemia, tendrá lugar el próximo domingo 25 de abril en dos sedes, el Dolby Theatre de Hollywood y la Union Station de Los Ángeles, como parte de las medidas sanitarias por el coronavirus.

   El toque español en la noche más importante del cine llegará de la mano de María del Puy Alvarado y Marisa Fernández Armenteros, productoras españolas de la película 'El agente Topo', nominada en la categoría de mejor documental. La cinta competirá con 'Crip Camp', 'Time', 'Collective' y 'Lo que el pulpo me enseñó' por hacerse con la preciada estatuilla dorada.

   La película, dirigida por la chilena Maite Alberdi, es un divertido y conmovedor homenaje a las personas mayores. En 'El agente Topo', Rómulo, un investigador privado, recibe de parte de una clienta el encargo de investigar sobre el estado de salud de su madre, quien vive en un asilo. Para llevar a cabo la misión contrata a Sergio, un hombre viudo de 83 años que debe internarse en el asilo como un agente topo. Allí, Sergio lucha por cumplir su misión mientras se involucra en la vida de los residentes del hogar.

   En esta entrevista concedida a Europa Press, María del Puy Alvarado repasa el dulce momento profesional que está viviendo, de lo que ha significado llegar hasta los Oscar con El agente topo y de su próximo proyecto junto al director Carlos Saura.

   Ya falta muy poco para la ceremonia de los Oscar, ¿Cómo se siente?

   Pues estoy muy contenta. Yo creo que llegar a los Oscar, por lo menos a los productores independientes, nos sorprende siempre porque es tan difícil, se tienen que dar tantas circunstancias... Así que me siento muy feliz.

   ¿Qué ha significado 'El agente topo' para usted?

   Es una película realmente importante para mí, tanto personal como profesionalmente, porque ha sido un viaje muy bonito durante cuatro años. Desde el 2017 han pasado muchas cosas en nuestras vidas, en mi vida profesional también. Sobre todo, compartirlo con un equipo mayoritariamente femenino formado por mujeres coproductoras, una directora talentosa e increíble como Maite Alberdi... ha sido un viaje muy, muy bonito. Ha sucedido algo mágico en este proyecto.

   Hablando del género femenino, ¿cree que hacen falta más directoras y productoras en la industria del cine?

   Bueno, creo que es importante. Yo siempre digo que, si en el mundo, la mitad de la población son hombres y la mitad de la población somos mujeres, más o menos, ¿por qué todas o gran parte de las películas las cuentan los hombres? Creo que es ilógico, ¿no? Entonces, la igualdad es necesaria. Es necesaria a la hora de contar las historias y también es necesario que se deje de pensar que las mujeres solamente podemos producir o dirigir comedias románticas. Lo que pasa es que no se nos ha dado la oportunidad hasta ahora, así que estamos en un buen camino para que las cosas cambien. Pero no solo hay que cambiar los números, hay que cambiar los números y hay que cambiar los estereotipos. Hay que pensar que las mujeres podemos enfrentarnos a proyectos pequeños y grandes.

   Las personas mayores han sufrido muchísimo durante la pandemia del coronavirus. ¿Es El agente topo una llamada de atención para que no nos olvidemos de nuestros mayores?

   Pues ojalá que El agente topo sea una llamada de atención para que no nos olvidemos de los mayores en ninguna sociedad. Desde luego, en España, y en Europa, lo que ha pasado con las residencias de ancianos ha sido tremendo. Creo que hemos entrado en una dinámica de vida y de sociedades donde no sabemos qué hacer con los mayores, en realidad. Como que no les damos la importancia que tienen, no sabemos dónde colocarlos. Las sociedades se están deshumanizando y tenemos un grave problema que hay que solucionar, sin duda alguna.

   ¿Qué fue lo más complicado a la hora de sacar adelante un proyecto como 'El agente topo'?

   Bueno, financiar, levantar y dar vida a un documental que habla de nuestros mayores, de la vida en una residencia de mayores, dirigido por una mujer, documental... En fin, El agente topo tenía todos los elementos para ser una película complicada. De hecho, por eso hemos tenido que remar en una súper coproducción internacional (Chile, Holanda, Estados Unidos, Alemania y España) para que la película se hiciera como necesitaba hacerse.

¿Con quién le gustaría trabajar próximamente?

   Pues, es una buena pregunta. Hay tantos directores y directoras con los que me gustaría trabajar... Mira, me gustaría volver a trabajar con Maite Alberdi. Ojalá encontremos el momento que, estoy segura que sucederá, y hagamos muchas más películas juntas porque Maite es una directora con un talento increíble. Este verano vamos a rodar un documental sobre los orígenes del arte que dirigirá Carlos Saura. Estoy feliz de la vida de poder rodar con él. Carlos Saura está deseando que mejore la pandemia, nos vacunen y salgamos ya a por fin otra vez al ruedo. A ver si conseguimos poner fin a la pandemia para poder volver a la rutina laboral con cierta normalidad.

   ¿Cómo ve el futuro del cine español?

   Pues es que soy optimista por naturaleza, entonces quiero ver el lado bueno de las cosas. A ver, la situación es muy compleja. Ha sido un año dramático para el cine, para todo tipo de distribuidoras, exhibidores, productoras, etc... pero yo creo que con la vacuna todo volverá a coger un ritmo. Hay mucho público deseando volver a las salas de cine porque la experiencia de la sala es especial, y durante la pandemia hemos comprobado que los contenidos audiovisuales y cinematográficos son súper importantes. Pienso que ya vamos viendo la luz al final del túnel.