El entrenador mallorquinista, Luis García Plaza, ha comparecido ante los medios de comunicación para hablar del próximo partido ante el Girona en Montilivi, cita importante para mantenerse en la zona alta de la clasificación ante un rival de los llamados a estar en esa misma zona noble.

Tras varias semanas jugando dobles jornadas, el técnico ha tenido esta vez una semana completa de trabajo para preparar este partido y aunque las cosas le están saliendo muy bien e los bermellones, el entrenador no quiere excesos de confianza ni relajaciones: "Aún quedan 31 partidos por delante y pasaremos por rachas buenas como la actual y también por otras menos buenas, por eso hay que seguir mejorando y creciendo sin perder lo que estamos haciendo".

Según el técnico bermellón "tenemos un ADN claro, estamos satisfechos con la actitud de los jugadores y con la ambición que demuestran".

Dicho lo propio, Luis García valora la categoría del adversario y asegura que, en este momento, la clasificación con el equipo catalán "es engañosa, tienen un partido menos y el Girona es uno de los equipos con mayor presupuesto, con jugadores suficientes para hacer daño, le han ganado al Leganés y han empatado ante el Almería, y eso quiere decir que tendremos que dar lo mejor de nosotros para ganar y para seguir estando arriba". En este sentido el madrileño añade que "si somos capaces de ganar y ellos no ganaran el partido que tienen pendiente, pondremos distancia, pero repito que nos harán trabajar para ganar".

Mirando hacia adelante, Luis García apunta que ahora viene "un calendario complicado, tendremos poco descanso entre partidos con la Liga y la Copa, pero queremos seguir sumando y todo lo que sea sumar te permitirá estar en esas posiciones de arriba en la que estamos, y ya en las últimas jornadas veremos dónde estamos".