"La cagué, pero lo he dado todo y siempre lo haré. Mientras esté aquí, no se si un año, dos o cinco, lo daré todo (...) Siempre lo doy todo por esta camiseta. Pido disculpas a las personas que se sitieron ofendidas, no era mi intención". Estas palabras corresponden a Luis Alberto, quien, tras el caso de ayer por el avión que adquirió la Lazio ("Nos podían pagar a nosotros. Compran cosas y no nos pagan"), intentó apagar la polémica con un directo en su perfil de Instagram.

El jugador afirmó: "No era momento para aquellas declaraciones, siempre digo lo que pienso y no era una cuestión de dinero, es un momento difícil para todos. Quiero zanjar aquí la cuestión, así podemos volver a divertirnos y a jugar. Asumo mi responsabilidad".

El español, que en septiembre renovó su contrato hasta 2025, le dedicó un mensaje a los tifosi: "Me llegaron muchos mensajes, no soy tonto: no puedo ser de la Lazio como vosotros o como Cataldi que nació aquí. Le pido perdón a la gente que se pudo sentir ofendida, no quería hablar de dinero. El equipo siempre ha defendido al club, renunciando a un mes de sueldo".

Por último, Luis Alberto prometió seguir dándoles alegrías a los biancocelesti: "La Lazio lo dio todo para mí, y yo lo doy todo por la Lazio. Debemos seguir siendo como una familia. Me equivoqué, pero quiero dar la cara. Y ahora esperemos celebrar algún título más, todos juntos".