25 negocios relacionados de la playa de Las Peñas, norte de la provincia de Esmeraldas, se reactivan con la venta de cebiches, pescado frito, encoca’o de jaiba, cangrejo y arroz de mariscos.

Esta oferta es para los turistas locales que llegan con mayor frecuencia los fines de semana. Estas visitas han empezado a mover la economía del sector turístico del principal balneario del norte de la provincia.

Según la Asociación de Restaurantes de Las Peñas, los emprendedores mejoraron sus locales y promocionan sus ofertas, por medio de plataformas digitales.

La crisis generada por la pandemia obligó al cierre de otros 25 locales en ese balneario, incluso de artesanías. Mientras se recorre la parte sur de la playa se observan los pequeños negocios cerrados y otros que están en venta.

Algo similar ocurre con una parte de los 22 hoteles, que no reciben la cantidad de turistas como ocurrió hace un año, antes de la pandemia y antes de la crisis por la inseguridad en la frontera en 2018.

Marco Benalcázar, presidente de la Asociación de restaurantes en Las Peñas, explica que el fin de año no fue nada bueno para los hoteleros y dueños de negocios. Sin embargo, en los primeros días de enero del 2021 tienen visitas de turistas de Ibarra, Quito, Cayambe y otras ciudades de la Sierra, que acuden durante el fin de semana.

En Las Peñas unas 80 familias se dedican a la venta de comida preparada en sus ramadas de madera y caña. Por ahora el promedio de ventas diarias asciende a USD 50, mientras que los fines de semana llegan hasta USD 100.

La economía también se reactiva con la actividad pesquera artesanal a través de los 150 pescadores artesanales que venden una parte de su producción pesquera a comerciantes de Ibarra y Esmeraldas.

El alcalde de Eloy Alfaro, David Rosero, explica que se han organizado con el Gobierno Parroquial de Las Peñas, para garantizar las normas de bioseguridad en los 10 hoteles que están atendiendo cerca de la playa y los 25 negocios de mariscos.