La Real y Estrada, excesivos enemigos para el Betis (0-3) - España Madrid Noticias


Translate Google:

La Real y Estrada, excesivos enemigos para el Betis (0-3)

1 dia publicado 8
Compartir en Redes Sociales

Nadie puede discutir los méritos de la Real Sociedad para poner fin a su mala racha en el Benito Villamarín y convertirse en el nuevo líder de Primera, pero el Betis vuelve a tener argumentos para sentirse perjudicado en esa idea de remontada con la que inició el segundo acto. Estrada Fernández y el VAR fulminaron ese intento de reacción verdiblanco, con dos jugadas que entran a formar parte de la lista de agravios.

Primero, tras anular un gol a Sanabria por un milimétrico fuera de juego según las líneas trazadas desde la sala VOR; luego, al convertir un posible penalti sobre Sanabria en una falta del delantero, que había acabado en el banquillo para cambiarse la camiseta, rota tras el agarrón con el que Le Normand culminó el forcejeo entre ambos.

Si el análisis de lo que pudo suceder en el encuentro queda en el terreno de las hipótesis si el árbitro hubiera tomado unas decisiones distintas, y que hubieran sido asumidas por todos, la realidad indica que el Betis regaló demasiados minutos a un equipo que sí supo aprovecharlo.

Tras la buena experiencia de Mestalla, Pellegrini mantuvo ese esquema con Canales junto a Guido Rodríguez y Tello en la banda izquierda, pero el rival no era el mismo. La Real Sociedad es un equipo cuajado y que tiene un estilo muy definido, aunque algunas veces hasta juegue en su contra ese intento de salir con la pelota desde atrás, como en una ocasión en la que Remiro acabó desviando un disparo de Tello.

Pero no le importa a esta Real, que se sintió cómoda en el césped pese al esfuerzo bético en la presión. Sin noticias de Canales, Joaquín y Fekir, que sólo recibían lejos de zonas peligrosas, la Real desconectó al Betis y poco a poco se fue adueñando del balón y del partido.Tampoco es que los donostiarras asediaran la portería de Claudio Bravo, pero la sensación sí era de superioridad visitante. Se jugaba a lo que proponía la Real y poco antes del descanso encontraría premio.

Primero avisó en una excelente combinación de área a área, en la que rompió la presión alta bética, para finalizar con un centro de Gorosabel que halló a Silva en el corazón del área. El canario cedió a William José, que se buscó el espacio para disparar a contrapié de Claudio Bravo, pero el balón se marchó rozando el poste derecho del chileno.

A la segunda llegó la vencida. Otra buena acción realista, esta vez más vertical y por la banda izquierda. Monreal envió en profundidad a la carrera de Oyarzabal, que centró a la primera al interior del área donde Portu le ganó la partida a Álex Moreno para rematar de primeras y colocar el 0-1.

La apuesta de Pellegrini por mantener lo que había funcionado en Mestalla había saltado por los aires. También, en descargo del chileno, le tocó de nuevo improvisar en el lateral diestro, después de que a la baja de Montoya por un positivo cercano que lo tiene en cuarentena se uniera la de Emerson por problemas musculares. Esta vez Pellegrini apostó por Aitor Ruibal, buscando la profundidad por la banda que echó en falta en Getafe con Bartra, pero el catalán pasó la noche buscando la matrícula de los atacantes realistas.

La entrada de Sanabria por el inoperante Borja Iglesias animó al Betis. Casi en su primera pelota, el paraguayo desvió con sutileza un centro de Tello para establecer la igualada, aunque la acción acabó anulada por fuera de juego que sólo lo pareció en la repetición televisiva.

El gol anulado desconcertó al Betis, pero también a la Real. Se había perdido la intensidad en la presión que habían exhibido ambos equipos en la primera parte, aunque los donostiarras jugaban con la ventaja en el marcador. Pellegrini, descontento con lo que veía en el campo, movió ficha y metió a William Carvalho y Loren por Canales y Joaquín, más desacertados de lo habitual.

El Betis volvió a meterse en el partido. Y de nuevo Sanabria sería protagonista, aunque esta vez para un posible penalti. Iglesias Villanueva, desde el VAR, avisó a Estrada para que revisara un posible agarrón de Le Normand al paraguayo, aunque finalmente el árbitro lo solucionó señalando falta del bético.

Aun así, los heliopolitanos dispusieron de otra oportunidad para igualar la contienda, pero Tello remató desviado un centro de Loren, tras una excelente acción individual del marbellí, que sobre la banda había dejado atrás a Le Normand.

En ese intento de buscar el empate, el Betis ya dejaba demasiados espacios atrás y eso lo aprovechó la Real para sentenciar un encuentro que podría haber tenido un desenlace distinto por las decisiones de Estrada. Primero Silva habilitó a Isak, que le ganó en carrera a Bartra y éste acabó haciéndole un penalti que Oyarzabal marcó engañando a Claudio Bravo; casi al final, Januzaj, en combinación con Isak por el costado izquierdo, se plantó en el área bética y fusiló el meta bético. La Real salió líder, pero en Heliópolis se tardará tiempo en olvidar a Estrada.

Leer artículo completo

Compartir en Redes Sociales