El Negociado de la Policía ofreció varios consejos para personas que han sido timadas a través de redes sociales como WhatsApp por individuos que se hacen pasar por conocidos y solicitan que se les deposite dinero para mitigar una “situación de emergencia”.

Según indicó el comisionado de la Uniformada, Henry Escalera, distintos cuarteles han recibido querellas de ciudadanos que fueron engañados tras enviar dinero a personas en sus contactos de redes sociales sin saber que dichas cuentas no estaban bajo el control de sus verdaderos dueños.

“Durante los pasados meses, muchas personas han acudido a la Policía solicitando orientación tras ser timados por personas que acceden de manera ilegal a sus cuentas de redes sociales y solicitan a sus contactos enviar sumas de dinero para atender alegadas emergencias que realmente no están ocurriendo”, sostuvo el funcionario mediante comunicación escrita.

Escalera explicó que personas, utilizando mecanismos como phishing (mediante el cual un individuo obtiene login y passwords enviando comunicaciones a usuarios de servicios online que parecen ser oficiales) o ingeniería social (el acto de hacerse pasar por otra persona o un oficial para obtener información de login de otra persona), entran ilegalmente a las cuentas de WhatsApp y Facebook de una víctima.

Acto seguido, comienzan a enviar mensajes a los contactos de la víctima explicando que está “pasando por una situación de emergencia” y solicitando que se les trasnfiera dinero a una cuenta de ATH Móvil.

“Mi recomendación a los ciudadanos que reciban este tipo de mensaje solicitando dinero es que no hagan ninguna transferencia y que se comuniquen con la persona que entienden fue víctima del robo de su cuenta para alertarle”, resaltó Escalera.

El funcionario añadió que estos casos pueden reportarse al cuartel más cercano, o a la División de Crímenes Cibernéticos llamando al 787-793-1234, extensión 2488.

“En la Policía contamos con personal capacitado y adiestrado para manejar estos esquemas fraudulentos. Algunos de estos esquemas son atendidos por personal de la División de Crímenes Cibernéticos, donde los agentes están preparados e instruidos para orientar y ayudar a prevenir estos fraudes. En estos casos, se exhorta a anotar el número del que fue contactado y realizar una querella”, concluyó el jefe de la Policía.