Los miembros del programa Insider de Microsoft ya tienen acceso a la nueva build de Windows 10, la 21364, un nuevo paso hacia la cada vez más inminente y esperada actualización 21H2 del sistema operativo.

Son varias las novedades que trae esta build bajo el brazo, pero sin duda hay una que eclipsa a todas las demás: los cambios sufridos por WSL, el Subsistema de Windows para Linux.

Y es que, a partir de ahora, WSL incluye soporte para aplicaciones Linux en modo gráfico. Sí, así como suena: nada de seguir viéndonos limitados a usar únicamente herramientas en modo texto desde la terminal.

Desde Microsoft, de hecho, han publicado un vídeo en el que se ven ventanas de aplicaciones para Linux ejecutándose sobre un escritorio Windows:

Llega WSLg: dos distribuciones por el precio de una

No es que hasta ahora hubiera resultado imposible hacer eso: existía la opción de recurrir a un servidor X de terceros, simulando el uso de un escritorio remoto, para mostrar esas aplicaciones gráficas en nuestro Windows.

La versión WSL de Kali Linux llegó incluso a integrar un software (Win-KeX) con ese propósito en su distribución... pero ambas son soluciones problemáticas y poco intuitivas, y no han triunfado entre los usuarios.

La solución de Microsoft, por el contrario, permite al usuario ejecutar las aplicaciones en modo gráfico sin preocuparse en ningún momento de qué es un servidor X o un escritorio remoto: basta con ejecutar el comando de la aplicación en cuestión.

Por supuesto, cuanto más sencilla parece una solución en su superficie, más complejidad suele esconder: el secreto que permite esto es que WSL ejecuta ahora dos distribuciones Linux en paralelo. Por un lado, la distribución elegida por el usuario, en la que están instaladas las aplicaciones...

...por otro, CBL Mariner, una distribución Linux creada por la propia Microsoft (sí, en serio) y usada hasta ahora de manera interna en su infraestructura cloud. Esta última distribución será la que nos provea del servidor gráfico necesario (bautizado como WSLg) para mostrar las aplicaciones en nuestro escritorio.

Wslg Architectureoverview

"Nuestra intención es que esta distribución del sistema sea lo más invisible posible para el usuario: por eso [el usuario] no verá esta distribución cuando se esté ejecutando".

Pero las novedades no acaban aquí: WSLg no sólo nos proporciona un modo gráfico para las aplicaciones Linux, sino también de acceso a la aceleración 3D... y al servidor de audio Pulse, con lo que las aplicaciones podrán reproducir sonidos y tener acceso a nuestro micrófono.

Vía | Microsoft