La muerte se ha convertido en nuestros días en una visita no deseada, aunque casi familiar y algo cotidiano. Pero la pandemia no nos puede dejar inertes, incapaces de expresar el duelo. Por eso, los arquitectos que suscribimos este escrito no queremos que la muerte de nuestro querido compañero Julián Zapata Pérez se convierta en una marcha anónima.

Julián, aparte de compañero como miembro del Colegio de Galicia, fue un amigo afable, un rostro sonriente, un espíritu culto, rebelde y sensible que vivió con todos nosotros la creación de la delegación colegial de Santiago.

Desde su puesto de Arquitecto de Visado, fue un puente siempre tendido hacia la mejora del ejercicio profesional y el entendimiento entre colegiados, así como el de estos con la Administración.

Recordamos su pasión por la música, el urbanismo, la arquitectura y las relaciones humanas, el sentido del humor que tan bien supo cultivar y que compartimos en largas horas de charla y contraste.

Querido Julián, allá donde estés queremos que sepas que permaneces en nuestra memoria y en nuestro corazón.

A ti, querida Elena Criado y a vuestros hijos, os hacemos llegar nuestro más sentido pésame.

- Carlos Almuíña Díaz

- J. Carlos Arrojo Lois

- J. Manuel Bernárdez Matovelle

- Arturo Campanero García

- Manuel Cid Rodríguez

- César Coll Nuez

- Pablo Costa Buján

- Pedro de Llano Cabado

- Xerardo Estévez Fernández

- M. Luisa García Gil

- Federico López Taetzel

- Julián Morenas Aydillo

- Daniel Noguera García

- Jose Luis Pereiro Alonso

- Carlos Pérez Pérez

- Juan José Rey García

- Javier Rivadulla Montaña

- Arturo Rodríguez Vilanova

- Fernando Tabernero Duque

- Santiago Tarrío Carrodeguas