“Como docentes, el 80% somos mujeres y estamos viviendo mayor desigualdad, desocupación y pobreza. Estamos más precarizadas y sin llegar a fin de mes, cuando muchas de nosotras son sostén de hogar. Y encima de todo, nos quieren mandar a las escuelas donde no hay condiciones edilicias, de seguridad e higiene y así arriesgamos la vida de toda la comunidad educativa. Mientras tanto vimos como los amigos del poder recibieron vacunas vip, demostrando que los y las trabajadoras esenciales no tenemos ninguna prioridad”, expresó Esteche.

También agregó que “este 8 de marzo estamos movilizadas por distintos reclamos. En lo que va del año hay más de 47 femicidios y dos de los últimos fueron cometidos por policías bonaerenses que cuentan con la total complicidad del sistema. Sobre el caso de Úrsula, Berni dijo que era un caso aislado pero el mismo día que salimos a reclamar por justicia, Kicillof hizo una entrega de patrulleros. Total normalidad mientras Alberto Fernández anunció la creación de apenas 14 hogares para las víctimas de violencia de género. Queremos medidas en serio y no discursos porque el Estado es responsable”, expresó Esteche.

Te puede interesar: Docentes exigen a Kicillof vacunas para toda la comunidad educativa, plan de infraestructura y conectividad

Por último finalizó: “Nos sobran motivos para marchar. Somos cada vez más las protagonistas de procesos de lucha como la pelea por salud y vivienda. Este lunes las valientes mujeres de Guernica están convocando a un corte en el obelisco desde las 14 horas con otros sectores. Les prendieron fuego sus casas, pero siguen unidas, de pie y unidas con otras trabajadoras, golpeando con un solo puño. Tenemos que estar ahí junto a ellas y por todo esto le exigimos a Suteba paro y movilización. Mientras Baradel y Ctera hablan de jornada de lucha, no hay ninguna garantía de que esto pase mientras siguen decidiendo todo a nuestras espaldas. Basta de actuar como una oficina del gobierno y que responda a las verdaderas demandas de las trabajadoras docentes. Este lunes, las calles serán nuestras”.