La tormenta tropical Iota tomaba forma en el mar Caribe en la madrugada del sábado como el segundo ciclón que amenaza Nicaragua y Honduras tras el devastador paso del huracán Eta, de categoría 4, la semana pasada.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dijo que Iota podría causar fuertes vientos y marejadas ciclónicas, y dejar hasta 30 pulgadas de lluvia en las dos naciones centroamericanas, a donde podría llegar como pronto el lunes. El sistema se formó el viernes por la tarde.

En la madrugada del sábado, el ciclón estaba a unos 340 millas al sur-sureste de Kingston, Jamaica, y tenía vientos máximos sostenidos de 40 mph. No había alertas ni avisos costeros en vigor. Iota avanza en dirección oeste-suroeste a 5 mph.

Iota podría causar más caos en una región que todavía se recupera del paso del último huracán. Eta tocó tierra en Nicaragua la semana pasada como huracán de categoría 4, y causó la muerte de al menos 120 personas por las lluvias torrenciales que provocaron deslaves e inundaciones repentinas en varias zonas de América Central y México. Luego pasó por Cuba, los Cayos de Florida y el Golfo de México, antes de volver a tocar tierra cerca de Cedar Key, Florida, y afectar al estado y a las Carolinas.

Fotografía cedida por Bomberos de Honduras de un bombero trabajando en el rescate de un niño en una zona inundada en la comunidad del Junquillo del departamento de Santa Barbara, en Honduras. (EFE)

Fotografía cedida por Bomberos de Honduras de un bombero trabajando en el rescate de un niño en una zona inundada en la comunidad del Junquillo del departamento de Santa Barbara, en Honduras. (EFE) (---)

Niños, mujeres (algunas embarazadas) y hombres de todas las edades caminan con el dolor reflejado en su rostro y algunos llorando por el daño que les ha dejado Eta. (AP)

Niños, mujeres (algunas embarazadas) y hombres de todas las edades caminan con el dolor reflejado en su rostro y algunos llorando por el daño que les ha dejado Eta. (AP) (Delmer Martinez)

Una de las zonas con más damnificados y a la que ha sido difícil acceder por la altura y la fuerte presión del agua por sus cercanías con los caudalosos ríos Ulúa y Chamelecón, es Ciudad Planeta, jurisdicción del Municipio de La Lima, donde el Aeropuerto Internacional Ramón Villeda Morales, es uno de los sitios inundados y permanece cerrado. (AP)

Una de las zonas con más damnificados y a la que ha sido difícil acceder por la altura y la fuerte presión del agua por sus cercanías con los caudalosos ríos Ulúa y Chamelecón, es Ciudad Planeta, jurisdicción del Municipio de La Lima, donde el Aeropuerto Internacional Ramón Villeda Morales, es uno de los sitios inundados y permanece cerrado. (AP) (Delmer Martinez)

Aunque el nivel del agua sigue descendiendo, hay partes bajas en las que sigue siendo alto. Familiares de damnificados atrapados en comunidades del sector de La Lima llaman a emisoras de radio y televisión clamando por ayuda para que sean rescatados. (AP)

Aunque el nivel del agua sigue descendiendo, hay partes bajas en las que sigue siendo alto. Familiares de damnificados atrapados en comunidades del sector de La Lima llaman a emisoras de radio y televisión clamando por ayuda para que sean rescatados. (AP) (Delmer Martinez)

Vista hoy de la destrucción causada por las lluvias e inundaciones en la carretera que conecta Santa Rita con El Progreso, en el departamento de Yoro (Honduras). EFE/José Valle

Vista hoy de la destrucción causada por las lluvias e inundaciones en la carretera que conecta Santa Rita con El Progreso, en el departamento de Yoro (Honduras). EFE/José Valle (José Valle)

Múltiples personas vadean un camino inundado, tras el paso del huracán Eta, en Planeta, Honduras. (AP)

Múltiples personas vadean un camino inundado, tras el paso del huracán Eta, en Planeta, Honduras. (AP) (Delmer Martinez)

En otros departamentos hondureños hay regiones incomunicadas por la destrucción de carreteras, puentes y derrumbes que dejó Eta, que el martes entró a Centroamérica por Nicaragua convertido en huracán categoría 4 de la escala Saffir-Simpson. (AP)

En otros departamentos hondureños hay regiones incomunicadas por la destrucción de carreteras, puentes y derrumbes que dejó Eta, que el martes entró a Centroamérica por Nicaragua convertido en huracán categoría 4 de la escala Saffir-Simpson. (AP) (Delmer Martinez)

Las brigadas de socorro de instituciones públicas, privadas y personas particulares siguen ayudando a rescatar damnificados. (AP)

Las brigadas de socorro de instituciones públicas, privadas y personas particulares siguen ayudando a rescatar damnificados. (AP) (Delmer Martinez)

Hasta ahora se desconoce la magnitud de los daños materiales y económicos que Eta dejó a la estructura y economía de Honduras, un empobrecido de casi 9.5 millones de habitantes que, además, es uno de los más vulnerables del mundo. (AP)

Hasta ahora se desconoce la magnitud de los daños materiales y económicos que Eta dejó a la estructura y economía de Honduras, un empobrecido de casi 9.5 millones de habitantes que, además, es uno de los más vulnerables del mundo. (AP) (Delmer Martinez)

La zona de Tampa Bay se vio afectada por las fuertes rachas de viento y lluvia de Eta, que causó una muerte en Estados Unidos.

Iota es ya una tormenta de récord: es la 30ma con nombre en una temporada de huracanes especialmente intensa en el Atlántico. Esta actividad ha llamado la atención sobre el cambio climático, que según los científicos provoca tormentas más potentes y destructivas.

Eta fue la 28va e igualó el récord de meteoros de 2005. Theta, la 29na, se debilitaba en el extremo oriental del Atlántico.