Hawai en la agenda electoral estadounidense - España Madrid Noticias

Translate Google:

Hawai en la agenda electoral estadounidense

1 mes publicado42
Compartir en Redes Sociales

Pese a su limitada extensión territorial y poco numerosa población, Hawai ocupa un lugar relevante en la agenda geopolítica de ambos partidos principales, de cara a las elecciones generales en Estados Unidos.

LEA TAMBIÉN

EE.UU.: Voto anticipado es cinco veces mayor que en 2016

Así lo evalúa Koohan Paik-Mander, analista de Code Pink, quien valoró que dicha importancia se mantiene, pese a que ese Estado, tradicionalmente, no ha tenido un peso determinante en cuanto a los votos.

“Una visión sólida de los votantes estadounidenses recién registrados apunta a una participación en 2020 que podría romper todos los récords. Eso también aplica a Hawai, el cual, tradicionalmente, había tenido uno de los índices de participación más bajos de todos los Estados Unidos”, manifiesta Paik-Mander.

“La razón de la baja participación se basa en que, según el comisionado de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, Hawai ha sido una nación ilegalmente ocupada desde que se llevó a cabo el cambio de régimen en 1893”, argumentó.

La analista destacó que muchos miembros de la población nativa de Hawai, la cual representa alrededor de una quinta parte de todos los residentes, no se han mostrado entusiasmados con la votación. “Sin embargo, 2020 será una elección decisiva, con un número abrumador de nativos hawaianos no solo votando, sino postulándose para cargos públicos”, dijo.

La razón, considera es que “independientemente de qué candidato gane como presidente, ambos partidos han proyectado que Hawai juegue un papel central en una anticipada e innecesaria guerra con China”.

Hawai alberga 11 bases militares, incluyendo Pearl Harbor. “Irónicamente, dijo Paik-Mander, el candidato oficial al Congreso de los Estados Unidos es un teniente coronel nativo hawaiano de la guardia nacional aérea”.

“El presunto sucesor de Tulsi Gabbard, Kaiali’i Kahele se describe a sí mismo como un estadounidense patriota y un orgulloso hawaiano. La política de identidad lo posiciona perfectamente para perpetuar la agenda neoliberal que impulsa la economía de guerra. Mientras tanto, los activistas por la paz en Hawai y toda Oceanía continúan construyendo un movimiento de resistencia por un Pacífico popular”, concluyó.


Compartir en Redes Sociales