El nuevo comisionado electoral del Partido Popular Democrático (PPD), Gerardo “Toñito” Cruz, no fue preciso esta tarde sobre si retaría en los tribunales la auditoría que realiza la Oficina de la Inspectora General sobre las operaciones de la Junta Administrativa de Voto Adelantado y Ausente (JAVAA).

Sí, levantó bandera sobre la posibilidad de que la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) inicie el escrutinio general el lunes cuando todavía no ha culminado el proceso de cuadre de actas.

“Si no terminamos hoy, será mañana o si no, será el lunes. El 3 de noviembre no ha acabado en Puerto Rico”, dijo quien fuera comisionado electoral del PPD del 2004 al 2008. “No abres un escrutinio general y un recuento si no has terminado la noche del evento”.

En cuanto al tema de la auditoría sobre las operaciones de JAVAA, Cruz indicó que más tarde hoy se reuniría con el comisionado electoral Nelson Rodríguez Vargas y con otras figuras de la colectividad antes de asumir una posición concreta. Cuando se le preguntó si retaría en los tribunales la auditoría, mencionó que su primera prioridad es utilizar el recurso humano de la CEE.

“Estoy seguro de que podemos hacer una mejor auditoría de lo que aquí aconteció”, dijo Cruz. “Lo que vamos a garantizar es que no vamos a esconder nada debajo de la alfombra. Si el referido a esa oficina o esa oficina quiere intervenir, pues bien, pero no es suficiente. En la CEE hay suficientes recursos humanos para hacer una auditoría precisa”, agregó Cruz en su primera aparición ante la prensa tras ser nombrado al cargo. Cruz argumentó que la Oficina del Inspector General no tendría la pericia para entender ciertos conceptos electorales.

El presidente de la Comisión Estatal de Elecciones, Francisco Rosado Colomer, ha dicho que buena parte de los auditores que realizarán el trabajo precisamente salieron de la CEE.

El comisionado electoral del Partido Nuevo Progresista (PNP) ha dicho que una auditoría como la que se ha propuesto, realizado por personal de la CEE, tardaría meses y si se contratara a una empresa privada, costaría al menos $1 millón.

Cruz, de otra parte, señaló que le preocupa que se quiera “forzar” el inicio del escrutinio “cuando hay posibles cientos o miles de papeletas que no sabemos cómo el elector votó”, dijo Cruz antes de que se anunciara que el inicio del escrutinio había sido aplazado hasta el lunes.

De otra parte, Cruz no entró en detalles sobre la renuncia del pasado comisionado electoral Nicolás Gautier y dijo que acepó la encomienda del presidente del PPD, Charlie Delgado “porque el partido me necesitaba”.

“Mi mejor ánimo es cooperar con una institución que es muy distinta a la que me fui en el 2008”, mencionó Cruz. “Tengo el ánimo de cooperar con los compañeros comisionados, con el presidente y la presidenta alterno y el equipo de funcionarios”.

Dijo estar consciente de las irregularidades y que “algunas muy significativas” han lacerado la imagen y tienen el efecto de poner en entredicho la democracia.