El partido interminable. Así es como puede definirse al duelo que debieron librar el año pasado O Parrulo y ElPozo, correspondiente a la jornada 6, pero que no tuvo lugar a causa de positivos por COVID-19 en ambas plantillas que obligaron a aplazar el choque en dos ocasiones (con la plantilla murciana ya en pleno Ferrol). Al fin, este jueves 25 de febrero, el Pabellón de A Malata fue testigo de un duelo que parecía maldito y en el que los chicos de Diego Giustozzi mostraron una infinita superioridad: 1-6 con goles de Ismael, Alberto y Paradynski por partida doble, y Fernando.

Pese a la lluvia de goles en contra que se le iba a venir encima, el planteamiento inicial del conjunto gallego fue valiente. Su situación en la tabla (colista y a 5 puntos de la salvación) no le permite especular. Quiso sorprender poniendo en pista portero-jugador desde el segundo tres de partido, pero no dio el efecto deseado. ElPozo se encargó de contener el efecto sorpresa, con paciencia, hasta que mediado el primer tiempo sacó petróleo a balón parado. Ismael abrió la lata al aprovechar un rechace tras la ejecución de una falta, una situación similar a la que sacó partido Alberto dos minutos después para volear al fondo de la red otro rechace a la salida de una infracción.

El 0-2 parecía una brecha recuperable para O Parrulo, que todavía no le perdió la cara al partido. Pero el portero-jugador del conjunto gallego, más voluntarioso que efectivo, le jugó una mala pasada. Paradynski y Alberto sentenciaron a la contra (0-4) y dejaron en anécdota los últimos tantos del encuentro. El brasileño hizo la 'manita' a puerta vacía tras robar el cuero en campo propio, después le dió a O Parrulo el tanto del honor al marcar en propia puerta y Fernando puso la guinda en el último minuto.