Publicado: Viernes, 13 noviembre, 2020 19:54

Los detalles y el gusto por el trabajo son dos de los aspectos que diferencian a los buenos de los mejores en sus respectivos campos. Y que diferencian a los mejores de los genios. Fernando Alonso es uno de estos últimos, currante y mago a la vez, y va a poner a Renault a trabajar a destajo... incluso el día de año nuevo.

Un día en que en Renault no suelen dedicarlo para tal menester, como reconoció Marcin Budkowski, ahora director ejecutivo del equipo francés.

"Me preguntó que cuándo podía comenzar a desarrollar el coche de 2022. Le dije que el 1 de enero. A eso siguió su cuestión sobre si veníamos a trabajar ese día. Normalmente no, pero podríamos hacerlo...", y Fernando Alonso tenía claro que sí, que por él, va a ser que sí.

"Vendré. Tenemos que hacerlo el 1 de enero si no podemos poner en el túnel de viento el coche de 2022. Puedo ayudarte", comenta Budkowski que le dijo Fernando Alonso.

El asturiano sabe que, a pesar de la enorme mejoría de Renault esta temporada y de que puede ser que algún podio caiga el próximo curso, es en 2022 cuando podría tener opciones de conquistar el Mundial por el cambio de reglamentación.

Alonso se está machacando, tanto física como deportivamente, subiéndose al coche cuando puede o le dejan y aprovechando al máximo cada minuto que está de nuevo en un F1.

Fernando volverá de nuevo a pilotar el Renault en Abu Dabi, después de hacerlo en Baréin dando innumerables vueltas con el RS18 que en su día pilotó Carlos Sainz.