El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y el que fuera su secretario de Estado y número dos, Francisco Martínez, han mantenido las versiones que dieron en octubre como imputados al juez del caso Kitchen, Manuel garcía Castellón. Ambos estaban citados este viernes a un careo conjunto para esclarecer las contradicciones de lo que ambos dijeron en sede judicial sobre la presunta trama parapolicial, financiada con fondos reservados del Ministerio del Interior, para robaral extesorero del PP Luis Bárcenas documentación comprometedora para el partido.  

Según fuentes jurídicas a RTVE, ninguno ha hecho cambios en su declaración. Durante el encuentro entre ambos, el tono se ha elevado cuando Martínez ha sostenido que fue Fernández Díaz quien que le preguntó por el chofer de Bárcenas, Sergio Ríos, como confidente en la trama. El ministro, por su parte, ha mantenido que no es cierto. 

En este sentido, se están contradiciendo sobre los mensajes que el ex secretario de Estado de Seguridad protocolarizó ante notario, entre ellos, el que supuestamente Fernández Díaz le encargaba obtener información sobre el chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, captado como confidente policial para la operación 'Kitchen'.

No obstante, el exministro del Interior mantiente que él no envió ningún tipo de mensaje relacionado con este operativo y sostiene que éstos han sido manipulados. 

En octubre, Fernández insistió en su declaración ante el juez que conoció el caso Kitchen por la prensa y negó la autoría de los mensajes de texto enviados desde su móvil.

Ante esto, la Fiscalía Anticorrupción pidió que le requisasen el teléfono móvil para comprobar si el estilo de sus mensajes se asemeja a los que aportó Martínez en la causa -después de ofrecerse a colaborar con la justicia-. Fernández Díaz entregó su móvil actual, pero no el que tenía cuando los mensajes fueron enviados.

Encuentro entre ambos

Los dos estaban citados a las 10.00 horas y han llegado unos diez minutos antes de la cita desde direcciones opuestas pero coincidiendo en la entrada de la sede judicial. El coche del exministro del Interior, que ha llegado acompañado de su abogado, Jesús Mandri, ha parado en la calle Génova, esquina con la Audiencia Nacional; mientras que el ex secretario de Estado de Seguridad, también juntos con sus letrados, desde la Plaza de la Villa de París.

Martínez ha intentado entrar por el acceso a la Audiencia Nacional que se encuentra en dicha plaza, si bien el personal de seguridad le ha indicado que la vista se celebrará en el edificio principal, por lo que ha tenido que rectificar su camino y pasar por delante de las cámaras de televisión que esperaban la llegada de los dos ex altos cargos del Ministerio del Interior.