El ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz y quien fuera su número dos Francisco Martínez han mantenido este viernes sus respectivas posiciones en el careo ante el juez del caso Kitchen. Fernández Díaz ha negado haber enviado o recibido los mensajes de Whatsapp que depositó ante notario el ex secretario de Estado de Seguridad y ha entregado al magistrado instructor un informe pericial de parte que, según él, demuestra que están manipulados. Francisco Martínez le ha replicado preguntando si le acusaba de un delito, ha añadido que él no sabría cometerlo ni aunque quisiera y ha acusado a Fernández Díaz de mantener una postura "hipócrita", informan a elDiario.es fuentes presentes en el careo.

Francisco Martínez ha tenido una nueva oportunidad de expresar su disgusto con el Partido Popular por la sensación de abandono que dice que siente, pese a no haber cometido ningún delito, según él. De acuerdo a las citadas fuentes, el que fuera número dos de Interior ha llegado a decir que "es inmoral e indigna la política de Casado" respecto a él, en referencia la presidente actual del PP, partido que considera le ha abandonado.