13 noviembre 2020 |

Ante cada suceso de este tipo, los estudiantes tenemos una nueva clase de periodismo (y también los graduados, por qué no), una nueva brecha para aprender lo que es y lo que no es, lo ético y lo malsano. Por eso hago este análisis que espero lea hasta el final.

Escena 1

Cubadebate publicó una excelente entrevista al actor Mario Limonta firmada por los periodistas Thalía Fuentes Puebla e Ismael Francisco González (fotorreportero). Como pueden notar el título de esa entrevista resalta, desde una frase dicha por el propio actor, sus cualidades como profesional y como persona: “Mario Limonta: 'Improvisar y hacer reír son cosas que me llenan el corazón'”.

Escena 2

Algunos fragmentos de esta entrevista y las fotos son tomadas por CiberCuba Noticias, sin embargo este sitio hace notar lo más sensacionalista de esa entrevista: la confesión de Mario Limonta de que llevaba tiempo bebiendo y estuvo muy mal por ello. Ese fue el titular de Cibercuba. Obsérvelo. Reducen toda su carrera artística, toda su vida familiar, toda su condición humana a que estuvo tiempo bebiendo. ¿Qué querían reflejar? ¿Por qué?

Escena 3

Yo, como lector de ambos trabajos, me dispongo a solucionar este conflicto periodístico desde la teoría de la comunicación. ¿Por qué un medio de prensa toma trozos de un trabajo de otro medio de prensa y encabeza su trabajo con lo más privado y y sensible dicho por el entrevistado? Encontré dos hipótesis rápidamente:

El objetivo máximo de Cibercuba es vender. Vender la noticia, vender el producto, vender la marca Cibercuba a toda costa.

Mario Limonta responde tajantemente en esta entrevista algunas preguntas de los periodistas con declaraciones que dejo a su disposición y que quizás, no sé por qué me da esa impresión, a los dueños de Cibercuba no les agradaron mucho. Fíjese usted mismo:

– ¿Cómo le gustaría que lo recordaran cuando ya no esté?

“Como un actor cubano que amó mucho a su patria y a su Revolución”.

– ¿Cuál es su mayor virtud?

“Ser cubano y revolucionario”

– ¿Qué ha hecho para hacer un cambio en la vida de alguien más?

“Pertenecí al movimiento 26 de Julio justamente para cambiar a la Cuba que teníamos por la que tenemos ahora”.

– Si todo desapareciera y pudiera rescatar solo una cosa, ¿que sería?

“La Revolución Cubana”.

No hay mucho más que agregar, pero se hace obvio por qué Cibercuba prefirió reflejar a Mario Limonta más como un "borracho" que como el actorazo de televisión, radio y teatro que es. ¡Qué falta de respeto! No importa, Mario, tu pueblo te aplaude y te abraza.