MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Esquerra Republicana (ERC) quiere que el Congreso inste la próxima semana al Gobierno de coalición a convocar "de manera inmediata" la mesa de diálogo sobre Cataluña nada más constituirse el Ejecutivo autonómico que surja de las elecciones catalanas previstas para el próximo 14 de febrero.

Así se recoge en la moción que los independentistas catalanes someterán a debate y votación en el Pleno de la próxima semana, en plena campaña electoral catalana, y que es consecuencia de la interpelación que dirigieron antes de Navidad a la entonces ministra de Política Territorial, Carolina Darias, ahora al frente de la cartera de Sanidad.

En su iniciativa, recogida por Europa Press, el grupo que capitanea Gabriel Rufián reclama una segunda reunión de la mesa de diálogo con Cataluña entre el Gobierno y el nuevo Ejecutivo catalán con el fin de avanzar "de manera decidida" en la resolución del "conflicto" político.

Este encuentro tenía previsto celebrarse hace meses pero la irrupción de la pandemia, primero, y la inhabilitación del ya expresidente Quim Torra, después, hicieron 'volar por los aires' nuevas citas de este diálogo institucional.

AMNISTÍA Y AUTODETERMINACIÓN

No obstante, el Gobierno de Pedro Sánchez viene reiterando su disposición a reunir ese foro de diálogo para hablar de "todo" pero, eso sí, siempre dentro del marco constitucional, como así lo reiteró en el debate de la interpelación la titular de Política Territorial.

De esta forma respondía a la diputada de ERC Montse Bassa, que volvió a reiterar la reivindicación de su partido de que la solución a la crisis política catalana pasa por amnistiar a los líderes independentistas encarcelados por su implicación en el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 y por facilitar el ejercicio del "derecho de autodeterminación".

Así lo plasma también en el texto de su moción, donde asegura que ambas condiciones deben ser formalmente presentadas por el nuevo Parlament que surja de las elecciones del 14F o mediante acuerdo entre los gobiernos central y catalán. De ahí que urjan a convocar la mesa de diálogo tras esos comicios.