La marca checa acaba de desvelar los primeros detalles e imágenes de su nuevo SUV, el Skoda Kushaq, que se presentará oficialmente el próximo mes de marzo. Se trata de un todocamino compacto, como su hermano el Karoq, pero que estará únicamente destinado al mercado indio.

Skoda amplía así su familia SUV, donde encontramos al mencionado Karoq, pero también al pequeño Kamiq, al Kodiaq, que da cabida hasta siete ocupantes, o al recién llegado Skoda Enyaq, que es completamente eléctrico.

Con este Skoda Kushaq, el Grupo Volkswagen pretende afianzarse en la India y será el primero de hasta cuatro coches específicos para este mercado, todos de tamaño compacto y pertenecientes tanto a la firma de Mladá Boleslav como a Volkswagen. Para conocer su precio y la mayoría de sus especificaciones, aún tendremos que esperar.

Dos motores gasolina TSI y solo tracción delantera

Skoda Kushaq 2021

Concebido en la plataforma MQB-A0-IN, que es una variante de la modular MQB de Volkswagen especialmente adaptada al mercado indio, en las fotos la fisonomía del Skoda Kushaq queda parapetada tras el habitual camuflaje. No obstante, deja intuir unas ópticas similares a las del Skoda Scala y la clásica parrilla del fabricante, aderezadas con unas robustas defensas habituales en el segmento todocamino.

En cuanto a sus dimensiones, Skoda únicamente revela su distancia entre ejes, que es de 2.651 mm. Algo más que el Karoq, que cifra su batalla en 2.638 mm. Como éste, ofrece hasta cinco plazas y Skoda promete una amplia habitabilidad y versatilidad, incluyendo un generoso maletero cuya capacidad aún no especifica.

Lo cierto es que los SUV de Skoda sorprenden por su habitabilidad, por ejemplo su urbano Kamiq, con amplio espacio en sus plazas posteriores, por lo que es de esperar que este Kushaq cumpla en este aspecto.

Skoda Kushaq 2021

Skoda Kushaq 2021

En lo que se refiere a sus opciones mecánicas, el Skoda Kushaq podrá asociarse hasta a dos motores, ambos gasolina: los TSI de 1.0 y 1.5 litros. Aunque por el momento no indican potencia, estos bloques están disponibles en otros modelos de la firma checa, oscilando el primero entre los 95 CV y los 115 CV, mientras que el segundo ofrece una entrega de 150 CV.

Todas las versiones del Kushaq serán tracción delantera y, según el nivel de acabado en el menú también estarán disponibles tanto un cambio manual de seis velocidades como una automática también de seis relaciones o la DSG de doble embrague y siete velocidades.

Según el nivel de equipamiento este nuevo todocamino integrará de serie bondades como faros LED, así como display multimedia táctil, climatizador automático o aire acondicionado. También dispondrá de tecnología de seguridad activa como control de crucero, sistema de arranque en pendiente o luces y limpiaparabrisas automáticos.

En Motorpasión | Probamos el nuevo Citroën C4: un coche diésel, gasolina o eléctrico que lo apuesta todo al confort y a una estética arriesgada