MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El sistema universitario español "no está dando respuesta, en la actualidad", a las necesidades de apoyo del alumnado con trastorno del espectro del autismo (TEA), que registra altos índices de abandono al finalizar la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), según un informe de Autismo España.

   Así se pone de manifiesto en el estudio 'La educación universitaria para estudiantes con trastorno del espectro del autismo. Una visión desde los servicios de apoyo a estudiantes con discapacidad', realizado por la Confederación Autismo España gracias a la financiación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

   Para este estudio se ha contado con la participación de las unidades de apoyo al estudiante universitario con discapacidad de varias universidades públicas y privadas (Universidad Autónoma de Madrid, Universidad Carlos III, Universidad Nacional de Educación a Distancia y Universidad CEU San Pablo).

   El informe señala que existe "escasa información" acerca de las necesidades del alumnado universitario con TEA y sobre cómo organizar y facilitar los apoyos que precisan para lograr el éxito académico y social durante esta etapa formativa.

   En este sentido, se apunta que las adaptaciones curriculares personalizadas (por ejemplo, ajustes en los sistemas de evaluación, más tiempo, preguntas tipo test sin doble sentido) son una herramienta fundamental para conseguir una buena experiencia universitaria.

   Sin embargo, señala que, en ocasiones, el alumnado con TEA no accede a ellas, bien porque prefiere no revelar que presenta este trastorno o bien porque el profesorado no reconoce o identifica dicha discapacidad.

   Por ello, el estudio incide en que es "fundamental potenciar la sensibilización" de la comunidad educativa universitaria, no solo del profesorado, sino también del resto del alumnado, con el fin de que los compañeros y compañeras de estudios se conviertan en "apoyos naturales" para los estudiantes con TEA.

   Según advierte Autismo España, citando distintos estudios, las personas con TEA que acceden a la educación superior presentan dificultades tanto académicas como sociales (interacción y apoyo social, cooperación y trabajo en grupo, resolución de conflictos), de autodeterminación (incertidumbre sobre el futuro, habilidades para la vida independiente) y de autorregulación (regulación de las emociones, manejo del estrés).

   Con el objetivo de apoyar a los estudiantes universitarios con autismo, Autismo España ha compartido el testimonio de Emine Gurbuz, profesora de Psicología en la Universidad de Portsmouth (Reino Unido), que se refiere, entre otros aspectos, a los beneficios de diseñar un servicio de orientación específico para estudiantes con autismo, y ofrece recomendaciones para favorecer la diversidad en la universidad.

   Esta entrevista se ha realizado en el marco de la III Conferencia estatal sobre educación, formación y TEA, organizada por Autismo España en colaboración con la Fundación Reina Sofía en noviembre 2020.

   Asimismo, Autismo España propone impulsar programas en la educación secundaria y el bachillerato que incorporen las necesidades de adolescentes y jóvenes en el espectro del autismo y les capaciten para afrontar el acceso al entorno universitario.