Gica Craioveanu fue un ídolo en Getafe y marcó una etapa histórica en el conjunto azulón. El delantero rumano jugó en España durante once años en la Real Sociedad, Villarreal y Getafe y vivió dos ascensos a Primera, uno con el Submarino y otro con los azulones (2003-04). En esta foto de 2002 está con un futbolista que hoy desempeña su labor profesional como uno de los mejores analistas de fútbol en los medios de comunicación. Nacido el mismo año que Guti (1976) y uno antes que Raúl (1977), a Álvaro Benito se le auguraba una carrera del estilo de las que posteriormente tuvieron quizá sus dos mejores amigos en la cantera blanca. Sin embargo, las lesiones en la rodilla izquierda, con sus correspondientes operaciones y rehabilitaciones, además de un accidente de tráfico, le obligaron a renunciar a ese sueño. Fue él quien subió esta foto el jueves, cuando precisamente se cumplieron 24 años de la noche más aciaga para el hoy vocalista de Pignoise y exjugador de fútbol.

El 12 de noviembre de 1996 sufrió la temible triada en Las Palmas mientras jugaba un partido oficial de la Selección Sub-21 ante Eslovaquia. Su carrera estelar comenzó cuando Valdano le hizo ante el Rayo Vallecano el 3 de septiembre de 1995. Después, jugó con asiduidad en el equipo de Fabio Capello durante la temporada 1996/97.

En su momento más dulce le sobrevino el infortunio de la lesión, lo que le obligó a sufrir un carrusel de operaciones (hasta tres) y rehabilitaciones, que al final le devolvieron al fútbol profesional. Sin embargo, un accidente de coche terminó de mermar su rodilla. En un último esfuerzo, fichó por el Getafe en 2002, pero lo dejó un año después, a los 26, después de jugar sólo siete partidos.