Política

Audiencia Nacional

AGENCIAS | REDACCIÓN

El juez del caso 'Kitchen' quiere comprobar si el exministro del Interior envió mensajes relacionados con el espionaje al que fuera tesorero del PP, Luís Bárcenas.

Escuchar la página

El juez de la Audiencia Nacional que instruye la pieza 'Kitchen' ha acordado que el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz entregue el teléfono móvil que usaba en el momento en el que se enviaron los mensajes que fueron protocolizados ante notario por su 'número 2' Francisco Martínez y en los que habrían referencias a la operación 'Kitchen'. El terminal que precisa el juez es, por tanto, el que el ministro usaba en 2013.

El juez le hace este requerimiento en un auto que ha sido notificado horas después del careo en el que se han enfrentado Fernández Díaz y su segundo Francisco Martínez por sus diferencias acerca de los mensajes que éste último asegura que se cruzó con el exministro, mientras que este niega que sean suyos, además de sostener que nunca supo de la existencia de un operativo para espiar al extesorero del PP.

Dadas las diferentes versiones de ambos sobre la existencia o no de esos mensajes que Martínez protocolizo ante notario, el juez ha considerado que el móvil del exministro ha adquirido la condición de "verdadero cuerpo del delito", al ser "un efecto directamente relacionado con la comisión del delito".

Según el auto, en el careo Fernández Díaz había accedido a entregar el móvil, pero al serle requerido, su defensa ha alegado que debido a los años transcurridos no tiene en su poder el terminal de 2013 y tampoco había traído el inmediatamente anterior al que utiliza actualmente y que, según declaró, lo cambió en abril de este año.

Para el magistrado resulta esencial acceder al contenido del teléfono para poder contrastar con los mensajes aportados por Martínez y que denotan el conocimiento del exministro acerca del supuesto operativo parapolicial para espiar a Luis Bárcenas.

Recuerda el auto que cuando Fernández Díaz declaró el pasado 30 de octubre se le pidió que permitiera al juzgado revisar su móvil actual, el exministro accedió y se comprobó que el contacto "Francisco Martínez" que tenía registrado se encontraba vacío de mensajes.

El exministro explicó que se debía a que el pasado abril cambió de móvil y por eso, al acordar el careo, García Castellón le solicitó que entregara voluntariamente su móvil anterior, "con la finalidad de corroborar o descartar el envío de mensajes que fueron protocolizados por el Sr. Martínez".

Una vez entregado el dispositivo, el juez citará de nuevo a Jorge Fernández, junto a su defensa, para proceder al examen del terminal, recogiéndose en su caso la existencia de los mensajes (o su ausencia) por el Letrado de la Administración de Justicia.